EFEMadrid

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha lamentado que los gobiernos de Cataluña y Euskadi hayan rehusado acudir a la VI Conferencia de Presidentes que se celebra hoy en el Senado, al considerar que es una "oportunidad perdida",

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la Conferencia de Presidentes, según ha informado, a preguntas de los periodistas, el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios.

En su discurso, la presidenta andaluza ha puesto el énfasis en la necesidad de revisar con "urgencia" el actual modelo de financiación autonómica y ha hecho hincapié, según Jiménez Barrios, en que se incorpore el debate de la armonización fiscal.

Como ya avanzó el Gobierno andaluz, Díaz ha defendido que en el nuevo modelo de financiación autonómica se ponga "un tope máximo y un tope mínimo" en los impuestos cedidos a las autonomías, como el de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones.

"Tiene que haber una armonización fiscal en todo el territorio para que no se establezcan competencias desleales", ha dicho hoy el vicepresidente de la Junta.

En su intervención, Díaz ha reclamado también una tasa de reposición que permita dotar de más empleados públicos a los servicios básicos, al tiempo que ha incidido en la necesidad de revisar algunos planes de las políticas activas de empleo.

Ha reivindicado formalmente también que se defina "claramente" la financiación del sistema de la dependencia porque el 20 por ciento que actualmente aporta el Estado en Andalucía es "raquítico", ha dicho Jiménez Barrios.

También ha pedido que se agilicen los fondos europeos y más "transparencia" en la elaboración de los planes definitivos con fondos comunitarios.

En su intervención, Díaz se ha referido además a la crisis de los refugiados y ha defendido que este problema no puede estar "ajeno" a la Conferencia de Presidentes, tras lo que ha insistido en que el Gobierno debe promover una acción "coordinada" y tomar la iniciativa.