EFEMadrid

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, han evitado aclarar este martes si asistirán a la cumbre de la OTAN de finales de junio en Madrid tras la polémica creada por la ausencia de ministros de Unidas Podemos en el acto por el 40 aniversario de la entrada de España en la Alianza.

"Cuando se conozcan las agendas, les informaremos", se ha limitado a responder Díaz al ser preguntada en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros por su presencia en la cita de junio.

La vicepresidenta y ministra de Trabajo sí ha explicado que no asistió este lunes al acto por el 40 aniversario de la entrada de España en la OTAN, presidido por el rey, porque le coincidía con unas "pruebas médicas".

Lo que sí ha descartado totalmente Díaz es que los contratos que ha aprobado el Gobierno para la organización de esa cumbre se hayan concedido "a dedo", como ha denunciado Podemos.

Ha recordado que se aprobaron en Consejo de Ministros con todos los procedimientos legalmente establecidos.

Posteriormente, fuentes de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, han indicado que Yolanda Díaz asistirá a los eventos de la cumbre de la OTAN si así es requerida.

Algo más claro ha estado Garzón, que ha recordado la posición histórica y la "genealogía" de su partido -IU-, en contra de la pertenencia de España en la Alianza Atlántica.

Asegura Garzón que a día de hoy desconoce sí participará en la cumbre de junio y ha bromeado con que ni siquiera sabe lo que va a hacer la semana que viene.

No obstante, sí ha subrayado que se siente "cómodo" en el Gobierno de coalición.

Ha terciado la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que también ha dicho no saber aún si asistirá a algunos de los eventos de esa reunión de la OTAN en Madrid, aunque sí ha reiterado el compromiso del Ejecutivo con la Alianza bajo el "liderazgo del presidente del Gobierno".

"Es una cita muy importante por lo que afecta a la reputación de nuestro país", ha avisado.