EFEWashington

El Departamento de Estado de EE.UU. pidió hoy "moderación" a quienes protestan por la sentencia del Tribunal Supremo español contra los dirigentes responsables del "procés" en Cataluña y recordó que el presidente estadounidense, Donald Trump, prefiere una "España fuerte y unida".

"Tal como el presidente ha dejado claro, EE.UU. apoya una España fuerte y unida. Este es un asunto interno de España, que sigue siendo un importante aliado de la OTAN y un importante socio de Estados Unidos. Instamos a la moderación a los involucrados en las protestas y animamos a todos a actuar de manera consistente con la ley española", dijo a Efe una portavoz del Departamento de Estado.

La diplomacia estadounidense reaccionó así a la sentencia del Tribunal Supremo, que decidió por unanimidad condenar a los líderes independentistas catalanes por un delito de sedición, en concurso con otro de malversación.

Esta no es la primera vez que el Gobierno de Trump subraya su apoyo a la unidad de España, ya que en octubre de 2017, después de que el Ejecutivo español activara el artículo 155 de la Constitución para asumir las competencias de autogobierno de Cataluña, Washington defendió que esa comunidad autónoma es una "parte integral de España".

"Cataluña es una parte integral de España y Estados Unidos apoya las medidas constitucionales del Gobierno español para mantener a España fuerte y unida", señaló en ese momento la entonces portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Mientras que el Gobierno estadounidense se posicionaba respecto al fallo judicial de hoy, algunas decenas de personas protestaban frente a la embajada de España en Washington con banderas independentistas catalanas para mostrar su rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo y reclamar la "libertad" de los "presos políticos" catalanes.