EFEVitoria

El 59 % de los vascos es partidario de que se convoque un referéndum sobre el marco de relación entre Euskadi y España, aunque el 76 % considera poco o nada probable que en los próximos años se produzca un acuerdo entre los gobiernos central y vasco para ello.

Estas percepciones se recogen en el Sociómetro Vasco correspondiente al mes de diciembre elaborado por el Servicio de Prospección Sociológica de la Presidencia vasca con entrevistas realizadas los últimos días de octubre, en el que se reserva un apartado especial para la ciencia y la tecnología y se pregunta también por Cataluña.

En este sentido, el 73 % de los vascos opina que el Gobierno ha actuado muy mal o bastante mal ante la crisis catalana, opinión que también tiene el 61 % de los ciudadanos sobre la postura que ha adoptado la Generalitat.

Esta crisis provoca de manera preferente sentimientos de incertidumbre, seguidos de otros como el aburrimiento, el interés y el miedo. En los últimos lugares se sitúan las sensaciones de ilusión y de indiferencia.

En cuanto al autogobierno vasco, un 59 % es partidario de que se convoque una consulta o referéndum; un 28 % apuesta por ello solo si hay acuerdo con el Gobierno español; y un 31 %, en cualquier caso. Un 24 % no lo desea.

No obstante, el 76 % ve poco o nada probable que en los próximos años haya un acuerdo entre los gobiernos central y vasco para poder realizarlo.

De convocarse, el 33 % votaría a favor de la independencia, un porcentaje similar en contra, y un 12 % se abstendría.

El porcentaje de quienes votarían a favor de la independencia se ha reducido con respecto a mediciones anteriores (39 % en 2014), mientras que el de quienes no lo harían ha aumentado (29 % en 2014).

El 67 % de los preguntados defiende que los vascos son los que deben decidir sobre su autogobierno, mientras que el 24 % dice que debe ser decisión de todos los españoles.

Un 58 % avala la gestión del gabinete de Iñigo Urkullu en este área. Además, es mayoritaria la opinión de que más nivel de autogobierno sería bueno para la economía, los servicios públicos, la convivencia y la identidad vasca.

El PNV sigue siendo el partido que genera mayor simpatía (4,6 en una escala de 0 a 10), seguido de EH Bildu (3,5), Elkarrekin Podemos (3,4) y PSE-EE (3,1). En último lugar se mantiene el PP (1,5).

En cuanto a los dirigentes políticos, Urkullu es el único que aprueba (5,3). Le siguen los líderes del PNV, Andoni Ortuzar (4,6); de Podemos, Nagua Alba (3,9); de Sortu, Arnaldo Otegi (3,8); del PSE-EE, Idoia Mendia (3,7); y del PP, Alfonso Alonso (2).

La percepción de la situación política en Euskadi es la más positiva detectada hasta el momento desde el 2002 y un 60 % de la población considera que es buena o muy buena, frente a un 28 % que la califica como mala o muy mala.

También se ve con optimismo la situación económica vasca por parte de un 64 % de los sondeados, aunque el 31 % la cree mala o muy mala.