EFEBruselas

El abogado del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, Paul Bekaert, defendió hoy el aplazamiento de la audiencia para decidir sobre su entrega a España y argumentó que "no es ganar tiempo", sino un trámite para garantizar el derecho de la defensa a hacer sus alegatos.

En declaraciones a Efe, Bekaert dijo que "no es ganar tiempo. Es solo el derecho de la defensa a escribir sus alegatos e informar al tribunal, porque es bastante complicado, no es un caso simple".

Este viernes tuvo lugar la primera audiencia del caso ante la Cámara del Consejo (tribunal de primera instancia) belga, tras la cual el juez decidió fijar una nueva cita el 4 de diciembre para que hagan sus alegatos tanto la defensa como la Fiscalía de Bruselas, que ayer pidió la ejecución de las euroórdenes contra Puigdemont y sus exconsejeros por todos los cargos salvo el de prevaricación.