EFEMadrid

El ataque a cuchilladas de cuatro menores de los Trinitarios, tres de ellos detenidos por la Policía Nacional, a un chico de 14 años este lunes frente a un instituto del distrito madrileño de Puente de Vallecas fue una venganza por un enfrentamiento anterior con la víctima.

Así lo ha confirmado a preguntas de los periodistas la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, que ha presentado este viernes el dispositivo de seguridad organizado para la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Liverpool en París, que miles de aficionados podrán seguir a través de pantallas gigantes en el estadio Santiago Bernabéu.

De esta manera se descartan las primeras hipótesis de la Policía que apuntaban a que los agresores del menor se habían equivocado de objetivo a la hora de cometer el ataque.

Fue en apenas 24 horas cuando los investigadores de la Brigada Provincial de Información identificaron a los presuntos agresores en este suceso y constataron que, como en otros casos relacionados con bandas, el ataque fue una venganza por una disputa anterior.

Una vez esclarecidos los hechos, la Policía Nacional detuvo entre el martes y el jueves de esta semana a tres menores de 15 y 16 años relacionados con los Trinitarios como los supuestos agresores de este chico.

Además identificó al cuarto atacante del suceso, que al ser menor de 14 años presenta la condición de inimputable.

Los hechos ocurrieron pasadas las 15:00 horas del pasado lunes frente al Centro Cultural Salmantino, instituto concertado de Puente de Vallecas en el que estudia la víctima.

El adolescente de 14 años y nacionalidad española salió del centro y entró a un establecimiento de alimentación situado justo enfrente.

Al salir del local le estaban esperando, con dos armas blancas, los cuatro agresores, que ya en la vía pública le apuñalaron en el glúteo y en la base del cuello, quedándole un cuchillo clavado cerca de la clavícula.

Tras ser atacado, el menor trató de refugiarse en su propio instituto, donde se desvaneció pocos metros después de acceder por la puerta exterior.

La víctima fue atendida por policías y efectivos de Samur-Protección Civil, que inmovilizaron el arma ensartada en el cuello, y la trasladaron en estado grave al hospital Gregorio Marañón, donde fue intervenido de urgencia y ya se recupera en planta.

La directora del Centro Cultural Salmantino aseguró a Efe que el joven no era "nada conflictivo" y que en el centro no hay alumnos con ese perfil.