EFEMadrid

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado la reapertura del paso por vía terrestre entre las ciudades de Ceuta y Melilla y Marruecos "de forma gradual y ordenada", desde el 17 de mayo a las 00:00 horas.

A partir de ese día, según el BOE, se producirá la apertura pero solo para algunos viajeros, en concreto "las personas que reúnan los requisitos exigibles para trasladarse al resto del espacio Schengen" mientras que los trabajadores transforentizos legalmente autorizados podrán hacerlo a partir del 31 de mayo a las 00:00 horas.

De esta manera, los pasos se reabren tras más de dos años cerrados por la pandemia y por la crisis diplomática entre España y Marruecos, que tuvo uno de sus momentos de máxima tensión con la entrada ilegal de miles de inmigrantes hace ahora justo un año.

Según recoge el BOE, las autoridades españolas y marroquíes han acordado reabrir el paso por vía terrestre entre las dos ciudades debido a "la favorable evolución de la pandemia".

No obstante, las categorías de personas habilitadas deberán cumplir los requisitos sanitarios que disponga el Ministerio de Sanidad para cruzar estos puestos habilitados terrestres.

Dado que algunos trabajadores transfronterizos tienen concedida la autorización correspondiente pero aún no disponen de la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) se habilitará un paso mediante visados válidos exclusivamente para Ceuta y Melilla.

En esta fase, dice el BOE, solo se reabren los puestos de El Tarajal, en Ceuta; y Beni Enzar, en Melilla, "pues los restantes se dedicaban exclusivamente al paso de categorías de personas que no cumplen los requisitos que ahora se demandan".

También el BOE publica los requisitos que establece el Ministerio de Sanidad para las personas que lleguen a España por vía terrestre a través de los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla.

Según el BOE, quienes quieran entrar deberán disponer de certificado de vacunación, "que confirme que el titular ha recibido una pauta de vacunación contra la covid-19 válida".

No se exigirá documentación adicional a aquellas personas que dispongan de certificado covid de la UE o equivalente.

Si en el proceso de control sanitario se detecta a una persona sospechosa de padecer covid-19, se le realizará una evaluación médica y una prueba diagnóstica de infección activa.

Y si se confirma que puede suponer un riesgo para la salud pública, se activarán los protocolos establecidos con los servicios sanitarios del InsTituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) para su derivación y seguimiento.