EFEMadrid

El barómetro de septiembre con el que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) abre el curso político no refleja desgaste alguno en el PSOE por las históricas subidas del precio de la luz, e incluso amplía su ventaja sobre el PP a 9,1 puntos, al que además Vox se va acercando en estimación de voto.

Tras el paréntesis de agosto, esta encuesta realizada en los 13 primeros días de septiembre concede a los socialistas un respaldo del 29,6 por ciento, de manera que continuaría siendo la fuerza política más votada, seguida por el PP, con un 20,5 por ciento.

El gran empuje electoral otorgado al PSOE se debe a que gana dos puntos respecto al muestreo de julio al tiempo que el PP se deja este verano casi tres puntos (2,9); en el anterior barómetro la distancia entre ambos era de 5,2 puntos a favor de los socialistas.

Además, los populares ven cómo se les acerca Vox, la tercera formación con más apoyos, cuyo 13,8 por ciento (13,6 por ciento en julio), les sitúa a 6,7 puntos del partido de Pablo Casado; esta diferencia es aún menor en voto directo, de 5,2 puntos.

No varían las posiciones de los demás partidos, pero mejoran sus expectativas Unidas Podemos, que con el cuarto puesto de la tabla consigue un voto estimado del 11,3 por ciento (antes 10,6 por ciento), y Ciudadanos, que no solo conserva la quinta posición gracias al 6,5 por ciento, sino que sube un punto.

Después figuran Más País-Compromís (3,3 por ciento), ERC (3,2 por ciento), JxCaT (1,5 por ciento), el PNV (1,3 por ciento) y el PACMA (1,2 por ciento), EH-Bildu (0,9 por ciento) y la CUP (0,8 por ciento).

Como es habitual, el instituto demoscópico público pregunta a los encuestados por su evaluación sobre los líderes políticos, y si bien ninguno logra el aprobado, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se mantiene como la más valorada.

Obtiene 4,6 puntos de nota, seguida del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que escala dos décimas y consigue 4,5 puntos.

Íñigo Errejón (Más País) repite en tercera posición y también su nota de 4,2, en tanto que la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, conserva el cuarto lugar con una media de 3,6 (una décima más que en julio). En las últimas posiciones, el líder del PP, Pablo Casado, repite su 3,4, y el de Vox, Santiago Abascal, su 2,7.

Pedro Sánchez sí se acerca al aprobado en lo que se refiere a la gestión de la pandemia, aspecto en el que los ciudadanos le califican con un 4,9 (sube tres décimas), en un muestreo realizado justo después de lograrse el objetivo de vacunar al 70 por ciento de la población al acabar agosto.

Al tiempo, aumenta la confianza que suscita entre los españoles, porque al 28,8 por ciento le inspira "mucha" o "bastante" confianza, 1,8 puntos más que en el anterior barómetro.

En cuanto a las mayores preocupaciones ciudadanas, el paro ha desplazado a la crisis económica como la principal de todas, ya que es citada como la inquietud más relevante por el 41,3 por ciento, frente al 21,2 por ciento de julio.

La crisis económica es la segunda preocupación (35,5 por ciento) y la pandemia baja de segunda a tercera posición, con el 24,7 por ciento, al tiempo que la situación económica es percibida como "mala" o "muy mala" por el 71,6 por ciento, cifra que rebaja algo el 74,1 por ciento de julio.

Para este muestreo, el CIS realizó 3.780 encuestas telefónicas en los 13 primeros días de septiembre.