EFEMadrid

El Pleno del Congreso debate y vota hoy martes una proposición de ley de Unidas Podemos para garantizar que las escuelas privadas o concertadas que así lo pidan voluntariamente se puedan incorporar a la red de escuelas públicas.

En declaraciones ayer a la prensa, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, explicó que están negociando la propuesta con PSOE y que esperan que hoy tenga el máximo apoyo, ya que en realidad lo que demandan es de carácter voluntario.

La proposición de ley recuerda que a partir de los años 80, gracias a la universalización de la Educación por la que apostó España en la Constitución de 1978, el sistema educativo requirió de más plazas de las que en ese momento se disponía y, bajo los principios de la transitoriedad y la subsidiariedad respecto a la red pública, nació la figura del concierto educativo.

Actualmente conviven los centros privados, que funcionan en régimen de libre mercado, los públicos y los concertados, de titularidad privada pero mantenidos con fondos públicos.

Los últimos datos de la agencia europea de datos EUROSTAT reflejan que España es, por detrás de Bélgica, el país de la Unión con menos escolares en la escuela pública, "con 22 puntos por debajo de la media europea", señala la iniciativa.

Han de ser los poderes públicos, sostiene, "los encargados de garantizar la suficiencia de plazas de escolarización pública. Así pues, sería oportuno establecer los mecanismos legislativos necesarios para garantizar que las escuelas privadas o concertadas que así lo soliciten voluntariamente se puedan incorporar, como instituciones de pleno derecho, a la red de escuelas públicas".

En su artículo 1 explicita que los centros de Infantil, Primaria y ESO concertados que voluntariamente así lo soliciten podrán integrarse a partir de un proceso de convocatoria de la Administración competente en la red pública, mediante un convenio entre el Ministerio de Educación, la Consejería de Educación, el Ayuntamiento del municipio y el titular del centro concertado en cuestión.

Este último deberá pedir al Departamento competente su voluntad de integración previo acuerdo del Consejo Escolar del centro, especialmente de las familias, el Ayuntamiento y el claustro.

Además de elevar una solicitud al Departamento competente y al Ministerio, habrá de adjuntar documentación referida a la situación jurídica del solar y del inmueble donde está el centro; un informe técnico del estado de las instalaciones, su situación económica y la relación del personal laboral del centro educativo, entre otros.

A continuación, la citada Comisión "decidirá la adecuación de la solicitud de integración y lo aprobará mediante consenso de las partes".

Una vez aprobada la incorporación, el Gobierno elaborará un convenio individualizado para cada centro solicitante.