EFEMadrid

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha negado "rotundamente" haber tenido contactos con el comisario José Manuel Villarejo pese a que, según varias informaciones, se reunió con él para planificar denuncias contra el entonces presidente de Cataluña, Artur Mas, y su predecesor, Jordi Pujol.

Según un escueto comunicado remitido a Efe por su abogado Jesús Mandri, "con motivo de las noticias publicadas en los últimos días y que hacen referencia al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, se emite la presente nota para dejar constancia de que Fernández Díaz niega rotundamente se hayan producido los contactos con el excomisario Villarejo a que hacen referencia tales publicaciones".

Además, "se ratifica íntegramente en el contenido de sus declaraciones prestadas tanto en sede judicial, como en sede parlamentaria, en concreto, el 2 de diciembre de 2021", concluye el escrito.

El País publicó que Fernández Díaz dirigió la denominada "operación Cataluña" y apoyó la información con un audio con una conversación del exministro, Villarejo y el ex número dos de la Policía Eugenio Pino.

En dicho audio se oye la voz del extitular de Interior, que está procesado en la Audiencia Nacional, diciendo a los policías: "Negaré, incluso bajo tortura, que esta reunión ha existido".

Fernández Díaz lleva años negando, ante el juez y en el Congreso de los Diputados, que hubiera despachado con Villarejo durante su etapa al frente del Ministerio del Interior, entre 2012 y 2016.

Concretamente en el Congreso afirmó: "Jamás he despachado nada con Villarejo en mis cinco años de ministro".

Fernández Díaz, que fue ministro del Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy, acudió el pasado mes de diciembre al Congreso para comparecer en la comisión parlamentaria abierta en torno a la operación Kitchen, una trama parapolicial de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas presuntamente orquestada desde Interior y por la que está procesado en la Audiencia Nacional.

Ante los diputados, el exministro, que tenía obligación de decir la verdad, se desmarcó de la trama y, al ser preguntado por su relación con Villarejo, aseguró que "únicamente" se había cruzado con él en dos ocasiones y que "nunca" había despachado con él.

De hecho, llegó a decir que por este motivo no podían existir grabaciones del excomisario con él que le involucraran en la operación.