EFESassari (Italia)/ Bruselas

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, que fue detenido este jueves en Alger (Cerdeña, Italia) en virtud de una orden del Tribunal Supremo español, espera quedar en libertad tras su comparecencia esta tarde ante el presidente de la Corte de Apelación de Sassari para la validación de la detención y la eventual aplicación de medidas cautelares.

"Lo he encontrado bien y con confianza de que la situación pueda ser resuelta lo antes posible. Espera poder salir en libertad, confiamos en que pueda ser hoy", tras la audiencia de convalidación del arresto o de la libertad "se celebrará entre las 14.00 y las 15.00 horas", dijo su abogado en Italia, Agostinoangelo Marras, frente al Tribunal de Apelación de Sassari.

Puigdemont, sobre quien pesaba una orden europea de detención y entrega cursada por el Tribunal Supremo por un delito de sedición y que nunca ha dejado de estar vigente, se encuentra encarcelado en la prisión de alta seguridad de Sassari, explicaron a Efe fuentes de la Policía italiana, a pocos kilómetros de distancia de la Corte.

Aunque en un principio se dijo que la vista se celebraría a primer hora de hoy, el abogado Marras informó a Efe de que faltaban una serie de documentos que debían ser entregados al juez, al fiscal y al propio abogado italiano para la audiencia, cuyo punto clave será resolver la cuestión de la suspensión de la inmunidad parlamentaria del expresidente de Cataluña, informaron fuentes del Ministerio italiano de Justicia.

"Uno de los puntos a resolver en el caso Puigdemont (...) es el pasaje de la resolución por la que el Tribunal de Justicia de la UE rechazó el 30 de julio de 2021 la solicitud de suspensión de la inmunidad parlamentaria del líder independentista catalán", indicaron a Efe las fuentes.

Recordaron que según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, "no hay motivos para creer que las autoridades judiciales belgas o las autoridades de otro Estado miembro puedan ejecutar las órdenes de detención europeas emitidas contra los diputados y entregarlas a las autoridades españolas".

Dado que Puigdemont está detenido, esto podría indicar que la Justicia italiana entiende que el líder independentista podría obtener la inmunidad del Tribuna de la UE y ser puesto en libertad, aunque las fuentes no confirmaron este punto.

En Bruselas, los abogados de Puigdemont habían adelantado que presentarán una nueva demanda, "probablemente hoy o lo antes posible", ante el Tribunal General de la Unión Europea para que le devuelva la inmunidad, tras su detención ayer en el aeropuerto de Alguer, informó este viernes a Efe uno de sus letrados belgas.

El abogado dijo que uno de los argumentos que incluirán en la demanda es que la justicia española "prometió" al tribunal europeo que la euroorden contra Puigdemont había quedado "suspendida", tal como recogió el propio tribunal en el auto que dictó el 30 de julio, cuando retiró la inmunidad al expresidente catalán, considerando que no había riesgo de que le detuvieran.

Beckaert recordó como en el punto 54 del auto del 30 de julio, el tribunal europeo dijo que "las autoridades españolas manifestaron la suspensión (...) de cualquier procedimiento de ejecución de una euroorden que pueda haber sido iniciada" y que, en relación al Tribunal Supremo, "también manifestaron que ningún tribunal (de un país) de la UE podrá ejecutar las euroórdenes hasta que se haya pronunciado el Tribunal de Justicia de la UE".

La Comisión Europea (CE) evitó valorar la detención y señaló que Bruselas respeta "la independencia" de las autoridades judiciales implicadas.

"Hemos visto esa información en los medios. Sólo puedo decir que es una cosa para las autoridades judiciales y respetamos su independencia", declaró en rueda de prensa el portavoz de Justicia de la CE, Christian Wigand.

El Parlamento Europeo, por su parte, no tiene previsto pronunciarse aún sobre la situación en la que se encuentra Carles Puigdemont y esperará a que avance el proceso judicial en Italia o a que un juez reclame una aportación por su parte en el procedimiento.

Sus servicios jurídicos parlamentarios ya están esperando a recibir una comunicación de la justicia comunitaria sobre la posible presentación del recurso por parte de la defensa ante Luxemburgo.

Puigdemont se había desplazado desde Bruselas a la localidad de Alguer, en Cerdeña, donde iba a participar en un encuentro internacional organizado por la asociación Adifolk, junto a la consellera de Acción Exterior de la Generalitat, Victoria Alsina.