EFEMadrid

El ministro de Agricultura y responsable también de Política Territorial, Luis Planas, ha acusado este miércoles a Ciudadanos de tener "una visión muy restrictiva" del constitucionalismo al centrarse únicamente en la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

De este modo ha respondido a la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, en la última sesión de control de esta breve legislatura, que ha cargado contra el Ejecutivo por no hacer nada para proteger a los ciudadanos catalanes que no son separatistas.

"Con ustedes en el Gobierno se violan cada día los derechos de millones de ciudadanos y ustedes no hacen nada, nada más que proteger y defender a los nacionalistas", ha lamentado, pero atacan a los que denuncian "sus abusos".

En Cataluña, la Generalitat, ha advertido Arrimadas, "llama a un caos total tras la sentencia del procés" ante la pasividad, según ha dicho, del Gobierno.

Planas ha recordado a Arrimadas que el 155, tal como reflejan dos fallos del Constitucional, "no es un instrumento preventivo sino que se aplica por hechos concretos y, además, es un mecanismo "gravísimo" que debe utilizarse en último extremo, como hizo el Gobierno de Mariano Rajoy, ha señalado, con el apoyo del PSOE y Cs.

"No lo pueden utilizar (el 155) como un recurso ordinario del contencioso administrativo", ha recriminado el ministro, que ha insistido en que el Gobierno actúa cuando se incumple la ley como ya ha demostrado en materia de símbolos, neutralidad de los edificios públicos o las delegaciones en el exterior.

También en la sesión de control, el portavoz de Justicia de Cs, Edmundo Bal, ha vuelto a la carga con la cuestión de los indultos a los condenados del procés preguntando otra vez a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, si el Gobierno va a indultar a los condenados del proceso por el 1-O si la sentencia es condenatoria.

Lo ha hecho después de que ayer Cs perdiera en el Congreso una votación para forzar al Ejecutivo a aclarar su posición sobre una hipotética concesión de indultos a los líderes separatistas.

"Se lo voy a preguntar una y mil veces hasta que me responda, dígaselo a los españoles y dormiremos todos más tranquilos", ha recalcado Bal, muy criticado por la ministra, que le ha recriminado que persista en "ese camino mentiroso", dando por supuesto hechos que aún no han sucedido.

Aparte de afearle que esté contribuyendo, junto a Vox, a un clima de opinión "que no es bueno para el sosiego de una deliberación", Delgado ha recriminado al diputado naranja que se presente como un ciudadano ejemplar cuando fue apartado de la Abogacía del Estado "por flagrante incumplimiento del principio de lealtad, del secreto y de la confidencialidad".

Edmundo Bal, que dirigió durante 16 años la acción jurídica del Gobierno en causas como la de los Pujol, el "procés" y la Gürtel, fue relevado por el Ejecutivo hace casi un año por "pérdida de confianza" debido a sus discrepancias en la causa del 1-O.