EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias impondrá nuevas restricciones en las islas de Lanzarote y la Graciosa, que a partir del sábado entrarán en un nivel 4 que, entre otras medidas, incluye el cierre de todas las actividades económicas no esenciales a las 18:00 horas.

El portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez (PSOE), ha indicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que preocupa mucho la situación de Lanzarote, cuya curva de crecimiento de contagios, ha dicho, "parece una recta" hacia arriba.

Lanzarote tiene en estos momentos la tasa de incidencia de covid-19 más alta de las islas con diferencia: 568 casos por 100.000 habitantes, una cifra que triplica la media del archipiélago (174,5) y que además está muy por encima de la otra isla que también estaba -y sigue- en nivel 3 de alerta, Gran Canaria (192), según datos del Ministerio de Sanidad publicados este jueves.

Pérez ha señalado que entre las nuevas restricciones se encuentra la limitación a dos personas de las reuniones y el cierre a las 18:00 horas de todas las actividades económicas que no sean esenciales.

Ha asegurado que no se ha trata de un confinamiento, ya que no se restringe la libertad de movimiento "sino los motivos para salir en la calle" y ha precisado que el toque de queda se mantiene desde las 22:00 horas hasta las 6.00 de la mañana.

Pérez ha dicho que el Gobierno ha creado el nivel 4 para establecer mayores restricciones que las determinadas en el nivel 3 en el que se encontraba esa isla desde la semana pasada.

Asimismo el Gobierno ha decidido que a partir del viernes la isla de El Hierro cambie de nivel y pase a la fase 1 (semáforo verde) a la 2 (ámbar) por la evolución desfavorable de la pandemia.

Pérez se ha congratulado de que el carácter anticipatorio con el que el Gobierno de Canarias ha ido tomando las medidas restrictivas y ha atribuido al cumplimiento de éstas la mejoría que se ha producido en la isla de Tenerife, con una reducción en los contagios, inédita en este momento en los países europeos.

"El sacrificio es útil y el esfuerzo cunde", ha dicho el portavoz del Ejecutivo canario, que ha defendido las restricciones "porque dan resultado".