EFEMadrid

El Gobierno empieza a pensar que las elecciones se repetirán en Cataluña por el desacuerdo instalado entre ERC y Junts, cuyas diferencias para alcanzar un acuerdo de gobierno en la Generalitat parecen insalvables a dos semanas de la fecha límite del 26 de mayo.

Así lo han señalado fuentes del Ejecutivo al insistir en que los republicanos catalanes lo que buscan ya es volver a las urnas porque si hubieran querido llegar a un acuerdo con Junts ya lo habrían hecho.

Una de las opciones para evitar unos nuevos comicios sería que el PSC, pero también Junts, se abstuvieran en la votación para investir a Pere Aragonès, una abstención que no han pedido a los socialistas catalanes "y que tampoco quieren", han señalado las fuentes.

En el caso de que ERC pidiera al PSC que les facilitara la investidura, lo considerarían como cualquier otra propuesta, pero no creen que eso llegue a producirse.

Y entre otras cosas porque ayer los equipos negociadores de JxCat y ERC volvieron a reunirse y Junts les dejó claro que no van a cederles votos para que gobiernen en solitario y exigieron retomar las negociaciones para pactar una coalición.

Con la cuerda tensada al máximo entre ambas partes, el Gobierno ve casi inevitable repetir los comicios y está convencidos de que en ese escenario los socialistas conseguirán más votos.