EFEPamplona

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad y Función Pública del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha valorado positivamente las manifestaciones de pesar por el dolor de las víctimas de ETA realizadas ayer por el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, pero ha considerado que “todavía no son los pasos suficientes”.

Remírez ha hecho estas declaraciones al ser preguntado por los medios de comunicación con motivo de su participación en la inauguración del curso “Memoria y prevención. El terrorismo y sus víctimas en las aulas”, organizado por la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

El vicepresidente ha considerado que “hay que valorar en positivo todos los pasos que se den en avanzar en un escenario de paz, de convivencia y de completa erradicación del fenómeno terrorista”, pero para él “todavía no son los pasos suficientes” y “hace falta hacer una reflexión ética más profunda” e “integral” que “deslegitime por completo la violencia”.

Este paso, ha señalado, falta aún en parte de “la sociedad y agentes políticos que pudieron dar cobertura a ese fenómeno terrorista” y pasa por reconocer que “aquello nunca tuvo que suceder, que nunca tuvo sentido y que no se puede utilizar en ningún momento de la historia la violencia para conseguir fines políticos”.

A partir de aquí, ha apuntado, “estamos bien en ese escenario donde todos los agentes políticos y toda la pluralidad social estamos difiriendo en nuestras respectivas visiones de la sociedad por medios democráticos tratando de avanzar en diálogo y acuerdo para convivir”, pero “hace falta esa reflexión de cara al pasado para que en el futuro no se repita nunca más”.

Remírez ha hecho estas consideraciones después de que ayer con motivo del décimo aniversario de la Conferencia de Aiete, a la que siguió dos días después el anuncio del fin de la violencia de ETA, Otegi mostrase en un discurso su "pesar y dolor por el sufrimiento padecido" por las víctimas de ETA que, afirmó, "nunca debió haberse producido".