EFECeuta

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, ha asegurado hoy que la frontera del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos, todavía "no se va a abrir" al tránsito de personas y ha explicado que cuando se haga será con una frontera "inteligente" con nuevos avances tecnológicos.

En declaraciones a periodistas, Salvadora Mateos ha afirmado que "de momento no se va a abrir todavía la frontera", pero sí ha avanzado que lo primero que se va a llevar a acabo a partir del próximo mes de noviembre es el inicio de las obras que faltan para lograr la frontera inteligente.

"Cuando ya contemos con esta frontera inteligente, que es lo que queremos y lo que necesita Ceuta, entonces se abrirá para todo el mundo", ha concretado la delegada del Gobierno, quien ha dicho que esta remodelación del paso fronterizo es para dotarlo de la tecnología más avanzada "para tener el máximo control y sepamos quién entra, quién sale y para qué vienen a la ciudad, es decir, lo que perseguimos es que la frontera sufra un cambio total".

En el mes de noviembre se terminará la adaptación del paso fronterizo a "frontera inteligente", si bien ha comentado que España y Marruecos todavía no han llegado a ciertos acuerdos, "a los que se van a llegar, por supuesto, pero fecha de reapertura de la frontera no la tenemos todavía".

Salvadora Mateos ha concretado que las primeras personas que pasarán por la frontera serán los más de 500 trabajadores marroquíes que permanecen en Ceuta sin poder salir debido al cierre decretado en marzo de 2020.

Estos trabajadores "podrán ir y volver porque ellos sí van a poder pasar con sus tarjetas y se va a poder ver que son transfronterizos; ya que con esas tarjetas obtendremos un paso rápido por la frontera para que no haya cola ni nada de eso".