EFEMadrid

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha condenado este martes de forma "contundente" los disturbios en Barcelona por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel y ha dejado claro que son altercados organizados que recuerdan a la violencia que protagonizaron radicales en las calles tras la sentencia del "procés".

"Las escenas vandálicas no son reflejo de los jóvenes ni tienen nada que ver con la libertad de expresión", ha defendido Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha reiterado el apoyo del Gobierno a la actuación de las fuerzas de seguridad y la condena "rotunda" a las escenas violentas de las ultimas semanas, fundamentalmente en Barcelona.

Montero ha recalcado que estos actos vandálicos nada tienen que ver tampoco con el malestar de la juventud por la crisis sino que "recuerdan mucho" por su "modus operandi" con el lanzamiento de adoquines, quema de contenedores, destrozos en el mobiliario y agresiones a los agentes "a otros incidentes" también en Barcelona.

De forma implícita, la portavoz se refería a los graves altercados que noche tras noche durante una semana se sucedieron en las calles de Barcelona a mediados de octubre de 2019 cuando el Tribunal Supremo hizo pública la sentencia condenatoria de los líderes del procés.

En opinión del Gobierno, se trata de "movimientos organizados" que hay que "desligar" de las aspiraciones legítimas que pueden tener los jóvenes que han vivido dos crisis seguidas.

"Es de justicia desligar al colectivo de jóvenes de actos que cuentan con la repulsa de toda la sociedad que para nada contribuyen a ningún fin sino al sufrimiento de vecinos", ha insistido la portavoz.

Montero también ha querido hacer hincapié en la intención del Gobierno de reformar los delitos del Código Penal que hacen referencia a la libertad de expresión en el marco de la creación artística, de forma que se sea "más tolerante".

Un asunto en el que todo el Ejecutivo está de acuerdo, si bien preguntada sobre las manifestaciones del vicepresidente pablo Iglesias en las que no condenaba la violencia y protestaba por el ingreso en prisión de Hasel, Montero ha zanjado que en la cuenta de Twitter de Unidas Podemos "se condenó la violencia que estaba habiendo en Cataluña".

"Yo me quiero quedar con eso, me parece más objetivo que interpretar cualquier palabra del vicepresidente que habló del encarcelamiento del rapero", ha añadido Montero para volver a decir que todo el Ejecutivo está de acuerdo desde el primer día en modificar las condenas asociadas a la libertad de expresión cuando se trata de cuestiones artísticas.