EFEMadrid

El Gobierno ha garantizado este martes su "absoluta colaboración" con la Justicia tras la decisión judicial de llamar como investigada a la exministra de Asuntos Exteriores Arancha Gonzalez Laya en el caso de la llegada a España del líder polisario, Brahim Gali, un asunto que desea que se resuelva pronto.

Ha sido la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien ha ofrecido esa colaboración después de que el juez del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, haya decidido llamar a declarar en calidad de investigada a González Laya por la llegada a España el 16 de abril de este año, por Zaragoza, del líder del Frente Polisario.

Ante esa decisión, Rodríguez ha subrayado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros que el Gobierno actúa siempre conforme a las premisas de legalidad.

"Nuestro absoluto respeto a la Justicia, y en este caso, absoluta colaboración con el deseo de que cuanto antes pueda estar resuelto", se ha limitado a señalar.

No obstante, fuentes del Ejecutivo han asegurado que no hay preocupación en el Gabinete de Sánchez por este asunto. A juicio del Gobierno, se trata de una cuestión a la que no ven recorrido alguno.

La acusación popular solicitó la declaración de González Laya como investigada después de que el exjefe de Gabinete del Ministerio de Exteriores Camilo Villarino admitiera ante el propio juez en Zaragoza que recibió instrucciones de la exministra para facilitar la entrada en el país de Gali.

Gali entró en España a través de la Base Aérea de Zaragoza en un avión medicalizado, acompañado por otra persona, para ser tratado de la covid severa que padecía en el hospital San Pedro de Logroño, adonde fue trasladado en una ambulancia del servicio de Salud de La Rioja.