EFEBarcelona

El 'no' a la independencia ha subido hasta el 48,8 % entre los catalanes y supone casi siete puntos más que los partidarios del 'sí', que caen hasta el 41,9 %, su valor más bajo desde junio de 2017, según el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat.

El sondeo ha sido realizado a partir de 1.500 encuestas efectuadas personalmente entre el 16 de septiembre y el 7 de octubre, es decir, antes de conocerse la sentencia condenatoria contra los líderes independentistas y las posteriores movilizaciones de rechazo al fallo del Tribunal Supremo.

En junio de 2017, pocos meses antes de la celebración de la consulta del 1-O, el 'sí' a la independencia registró el 41,1 %, el valor más bajo desde que se inició esta serie en diciembre de 2014, y ese mismo sondeo señaló que el 'no' a la independencia alcanzaba el 49,4 %, solo superado por el 50 % que indicó la encuesta de junio de 2015.

En esta ocasión, el CEO ha planteado la pregunta no solo a personas con ciudadanía española sino también a extranjeros: teniendo en cuenta también a este sector de población el apoyo a la independencia se sitúa el 40,3 % y el 'no' en el 49,3 %.

Literalmente, la pregunta del CEO es: "Concretamente, ¿quiere que Cataluña sea un Estado independiente?".

Hasta octubre de 2017, según la serie histórica del CEO, el 'sí' aventajaba al 'no', tendencia que cambió a partir de julio de 2019, siempre según los datos de este ente de la Generalitat.

El CEO también ha planteado otra pregunta, en la que cuestiona a los encuestados si prefieren que Cataluña sea una comunidad autónoma de España (opción elegida por el 28 % de la muestra), un estado dentro una España federal (21,6 %) o un estado independiente (33,6 %).

Así, el porcentaje de encuestados que señalan en esta pregunta que quieren que Cataluña sea un estado independiente es el más bajo desde febrero de 2012, cuando esta opción la escogieron el 29 % de los encuestados, pero también bajan quienes se conforman con que sea una comunidad autónoma, mientras suben los que apuestan por una España federal.

Otra de las preguntas ahonda en las relaciones entre Cataluña y España: un 58, 8 % señalan que la autonomía de Cataluña es insuficiente, un 25,1 % cree que es suficiente y un 6,5 % que es excesiva.