EFESantiago de Compostela

El Parlamento gallego ha iniciado este viernes la XI legislatura en una jornada en la que su presidente, Miguel Santalices Vieira, que repite en el cargo, ha asegurado que velará para que la que arranca sea la “legislatura de las personas, porque lo están pasando mal”.

Santalices ha sido reelegido como jefe del legislativo gallego en un acto en el que se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la covid-19 y en especial de las personas que fallecieron “sin poder ser despedidas” por sus seres queridos debido a las restricciones sanitarias.

Miguel Santalices Vieira ha sido reelegido este viernes presidente del Parlamento gallego en la XI legislatura con los votos a favor de los 42 diputados del PPdeG y la abstención de los 32 diputados de la oposición.

En la sesión constitutiva únicamente votaron 74 parlamentarios porque el BNG justificó la ausencia de la parlamentaria orensana María Gónzalez Albert, que se encuentra en el hospital a punto de dar a luz, según confirmaron fuentes nacionalistas.

El presidente de la Cámara ha encomendado a los diputados gallegos estar a la “altura” de las circunstancias actuales porque la ciudadanía los ha elegido para “tratar de ayudar” en un momento complicado.

Además, tras una legislatura pasada convulsa, con continuos enfrentamientos y salidas de tono, Miguel Santalices ha abogado por profundizar en lo que se ha hecho bien en anteriores etapas porque con los resultados electorales de julio se demostró que los que calan son los “discursos con argumentaciones sólidas” y no las “estridencias”.

Santalices (Ourense, 1955), es el diputado más veterano de la Cámara. Accedió a la Presidencia en el año 2015, cuando Pilar Rojo, presidenta en la VIII y IX legislatura, renunció para ir en las listas del PP al Congreso en las elecciones de diciembre de aquel año.

Tras las elecciones del pasado 12 de julio, el PPdeG renovó su mayoría absoluta y aumentó su representación llegando hasta los 42 diputados. El BNG se convirtió en líder de la oposición con 19 asientos, mientras que el PSdeG se conformó con repetir 14 actas.

A la entrada del Parlamento se han congregado los trabajadores de Alcoa de la planta de San Cibrao, en Cervo (Lugo), para recordar a los diputados “que lo primero que tienen que hacer aquí dentro es arreglar el problema de A Mariña, como se comprometieron a hacer todos en campaña”.

Tras la sesión de hoy está previsto que en el plazo de unas tres semanas se produzca la apertura solemne de la XI legislatura, probablemente la última semana del mes de agosto.

Antes de ese día, hacia finales de semana, se producirá en la Cámara el debate de investidura en el que el presidente en funciones del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, que cuenta con la mayoría absoluta del PP para avalar su candidatura, pedirá la confianza del Parlamento.