EFEMadrid

El PP ha lanzado este sábado duros reproches al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por la actitud que ha tenido con Madrid y con la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ante la pandemia de coronavirus, un ataque que se produce a dos días de la reunión entre ambos dirigentes.

Fuentes oficiales de la dirección nacional del Partido Popular han llegado a acusar a la Delegación del Gobierno en Madrid de haber estado más preocupada de preparar una moción de censura contra Ayuso que de ayudar a contener la pandemia.

En sus críticas, las fuentes citadas han recordado que la competencia exclusiva frente a las pandemias declaradas internacionalmente es del Ministerio de Sanidad, según la Ley de Salud Publica aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por tanto, consideran que no es admisible la derivación de responsabilidad del Gobierno a las comunidades.

Al mismo tiempo, y ante el anuncio de la reunión del próximo lunes entre Sánchez y Ayuso en la sede del Ejecutivo madrileño, el PP considera que el presidente del Gobierno ha tardado seis meses en asumir su responsabilidad pese a que recalcan que la presidenta madrileña se lo lleva pidiendo a lo largo de diez conferencias de presidentes.

El PP recalca que Madrid no es una región más porque la estructura radial del Estado hace que por las autopistas, trenes y el aeropuerto de Barajas lleguen a Madrid millones de ciudadanos de toda España y del extranjero sin ningún control de la administración competente, la nacional.

"¿Cómo pretenden decir -se preguntan en la dirección nacional del PP- que se ha tardado en confinar barrios mientras en el aeropuerto internacional de la capital entraban sin control?".

De la misma forma, el partido liderado por Pablo Casado acusa a Sánchez de haberse negado a sus peticiones para modificar la legislación con el fin de permitir limitar la movilidad de forma efectiva pero sin volver a un confinamiento total que considera que sería ruinoso.

Asimismo, el PP recuerda que la Comunidad de Madrid no tiene cuerpo de policía autonómica, lo que hace que cualquier restricción de movilidad, aforos o accesos dependa de la Delegación del Gobierno.

Otro reproche vertido por los populares contra Sánchez es haber declarado la derrota de la pandemia el 4 de julio y haber pedido salir a disfrutar de la nueva normalidad.

"No han hecho nada frente a la segunda oleada ni han armonizado mecanismos de respuesta en una pandemia que no entiende de límites autonómicos", inciden desde el PP, que acusa al Gobierno de no dar cifras reales del número de contagios y de fallecidos.

Además, lamentan que Moncloa haya dirigido el foco mediático hacia Madrid en vez de hablar de la situación límite que aseguran que ha habido estas semanas en Aragón y La Rioja, del confinamiento de zonas burgalesas o de la incidencia real que encabeza Castilla-La Mancha.