EFEMadrid

El PP considera "inaceptable" la situación que se ha producido en las últimas horas en Cataluña con las protestas en las calles y ha reprochado el comportamiento del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ante la sentencia del 'procés' conocida ayer, con penas de 9 a 13 años para los acusados.

El vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, en una entrevista en RNE, ha criticado que Torra, el "representante ordinario" del Estado en la comunidad, no tenga "responsabilidad" ni "altura de miras" y haya hablado de venganza y "alentado" las protestas en vez de estar al lado de la justicia.

Y ha instado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a que "haga todo lo que tenga que hacer" para que la situación se normalice.

En este sentido, ha insistido en que es la hora de que se aplique la Ley de Seguridad Nacional, tal y como reclamó el PP hace días, para que el Gobierno tome el control de la situación.

Los populares van a estar "al lado del Gobierno" en todas las medidas que adopte para garantizar la seguridad y la normalidad en Cataluña, ha afirmado.

Pero ha pedido al PSOE que "rompa de una vez" con los independentistas los pactos que tiene en la Diputación de Barcelona y a nivel local, si quiere ser "creíble" en este sentido.

Montesinos ha asegurado que el PP "como partido de gobierno" respeta y acata la sentencia del Tribunal Supremo que supone que funcionan las instituciones del Estado de derecho y constituye un "aviso a navegantes" para el futuro.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha expresado su "decepción" con algunos aspectos de la sentencia y ha considerado que su publicación debería de haberse "postergado".

En una entrevista en la Cadena Cope, ha reprochado que lo que ha sido "un golpe a la Constitución" pase en la sentencia por "una ensoñación para presionar y negociar", pero ha añadido que esta decepción personal es "compatible" con el respeto a la decisión del Tribunal Supremo.

También ha expresado sus "dudas" sobre la "idoneidad" de publicar esta sentencia en campaña electoral porque cree que "no ha sido la mejor idea" y que podría haberse "postergado su publicación un mes sin problema", con un escrito para solucionar "los tecnicismos" que llevaban a su publicación en estas fechas.

En todo caso, ha defendido la sentencia como "una clara derrota del totalitarismo" y ha instado a los independentistas a "pedir perdón" tanto a la sociedad, como a sus familias y a sí mismos.