EFEMadrid

La portavoz del PP en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, Ana Pastor, ha instado al Gobierno a "rectificar" porque los aliados que tiene le están llevando a la "deriva", en referencia al pacto firmado con EH-Bildu, que tensiona cualquier posible acuerdo con los populares.

En su intervención tras la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha preguntado si pretende utilizar al PP como "atrezzo" para su hoja de ruta partidista y ha advertido de que su grupo va a "arrimar el hombro" pero para buscar soluciones.

Similares advertencias le han lanzado a Calvo los portavoces de otros partidos, entre ellos el de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha dedicado su intervención a criticar la gestión de la crisis del coronavirus realizada por el Gobierno y avisar de que aún se está "a tiempo" de cambiar las condiciones ante la UE.

Para Pastor, la pregunta al inicio de las comparecencias de esta comisión es si el Gobierno tiene ya un "pacto cerrado" con sus socios para la reconstrucción tras el coronavirus y si va a primar la ideología sobre la salud para salir de esta crisis.

"¿Nos van a utilizar como 'atrezzo' de su hoja de ruta basada en intereses partidistas?", ha cuestionado Pastor, quien también ha preguntado si el Gobierno va a derogar la reforma laboral como ha acordado con Bildu y ha advertido de que han firmado este pacto formaciones políticas que "vivían mejor sin la Constitución".

Por eso, ha insistido en que la reconstrucción se debe basar en los principios constitucionales y no en pactos "no presentables" como el de Bildu, que ha calificado de "error histórico" e "irresponsabilidad" que daña la memoria de las víctimas del terrorismo y la credibilidad de España.

Espinosa de los Monteros ha centrado sus críticas en el "fracaso de coordinación" a nivel sanitario con las autonomías, que cree que constata también el de una sanidad pública que no es una sola sino 17 modelos diferentes.

Y ha vuelto a recriminar al Gobierno que el estado de alarma es un "estado de excepción encubierto" en el que los derechos han quedado suspendidos, como cree demostrado por haber tenido que recurrir a la Justicia para las manifestaciones que convocó su partido el pasado fin de semana.

El portavoz socialista, Rafael Simancas, ha replicado a Vox y al PP que esta es una comisión de reconstrucción "no de reproches ni de destrucción" y ha destacado que habrá que movilizar recursos "como nunca", lo que requerirá de la mejor disposición de todos los grupos parlamentarios.

Por su parte, desde Ciudadanos, su portavoz adjunto, Edmundo Bal, ha reclamado a Calvo concreción en la reforma de la legislación sanitaria para buscar alternativas a la alarma y ha lanzado un reproche a la vicepresidenta del Gobierno tras el cese de Diego Pérez de los Cobos.

Así, al responder al llamamiento de Calvo a la unidad para que los ciudadanos recuperen la confianza en la política, ha recordado que las fuerzas y cuerpo de seguridad, que han hecho un papel "increíble" en esta crisis, no están ahora "muy contentas" con el citado cese "por motivos de confianza".

Bal ha reclamado a Calvo que en lugar de discursos grandilocuentes el Gobierno asuma errores y le ha pedido explicaciones por los bailes de cifras de fallecidos.

La portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, ha lanzado también una advertencia a Calvo, aunque en este caso la de que el Gobierno debe elegir "los compañeros de viaje" que quiere en las medidas que toma y aprueba.

"Nos encontrarán en caminos como el de la derogación de la reforma laboral", ha dicho Aizpurua, quien ha recalcado que no sólo hay que hablar en este foro de políticas públicas, también de cuestiones pendientes, como las territoriales.

Muy desconfiados con la comisión se han mostrado tanto el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, como la de JxCat, Laura Borrás.

Rufián ha hablado de forma implícita de la nueva crisis en el Gobierno, con la destitución de Pérez de los Cobos, pero para pedir que sea "valiente" y "depure" los cuerpos de seguridad, porque el informe sobre el 8M es, en su opinión, tan "falso" como los de los sucesos de Alsasua o sobre el referéndum de independencia catalán.

Y Laura Borrás ha insistido en que su desconfianza responde, entre otras cosas, a que la política con "minúsculas" del Gobierno y los grupos mayoritarios al no admitir sus propuestas de comparecientes, ni telemáticas ni presenciales, como los nombres propuestos por JxCat, entre ellos el del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Mikel Legarda, del PNV, ha hablado también de confianza ciudadana como el reto al que se enfrenta la política. "O la recuperamos o la perdemos definitivamente", ha dicho. Y ha pedido trabajar "bajo el principio de asociación, que siempre tiene más posibilidades de éxito".

En línea con la defensa de lo público que ha hecho el socialista Simancas, el portavoz de Podemos en la Comisión, Enrique Santiago, ha subrayado que es necesario llegar a un gran acuerdo que permita "devolver a lo común lo que nunca debió ser privatizado" e "impedir que se pueda hacer negocio con la salud".

Y Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha pedido medidas urgentes para ayudar a las familias monoparentales a conciliar en un momento como el actual y soluciones para los inmigrantes que llegan en cayucos que no cumplen la cuarentena, cuando sí lo hacen los viajeros extranjeros que entran por los aeropuertos o en otras condiciones.