EFEMadrid

El PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para instar al Gobierno a prorrogar tres años la vigencia del Pacto de Estado contra la violencia de género, ya que, según denuncia, concluye en 2022 y cuatro años después de su implantación solo se han cumplido el 25 % de las 290 medidas que recoge.

En un comunicado, el PP, que recuerda que el pacto no fue apoyado por Podemos, acusa al Gobierno de "falta de compromiso con el mismo, tal vez porque el que debe ejecutarlo, el Ministerio de Igualdad, no cree en él".

El pasado mayo, la ministra de Igualdad, Irene Montero, avanzó en el Senado que su intención era institucionalizar ese Pacto para garantizar su permanencia en el tiempo y su financiación, una decisión que se comprometieron a respaldar la mayoría de grupos parlamentarios, menos Vox.

En su iniciativa, no obstante, los populares ponen en cuestión la labor del Ministerio de Montero.

Según explican, el Gobierno de Pedro Sánchez dio en 2018 rango de ley a determinadas medidas incluidas en el acuerdo, pero desde que Unidas Podemos tomó el control de Igualdad se aprecia "una paralización de hecho del impulso y puesta en marcha" de las iniciativas que se pactaron en 2017.

El grupo popular advierte de que "multitud de medidas importantísimas para la prevención, protección y recuperación de las víctimas y la persecución del delito no se han puesto en marcha”.

Como ejemplo, destaca que sigue pendiente la ampliación del concepto de violencia contra la mujer a otras casuísticas, como la violencia sexual o la ejercida contra mujeres con las que no se tiene ni se ha tenido una relación sentimental.

Y reprocha también al Gobierno que todavía no haya visto la luz una ley contra la trata con fines de explotación sexual.

Pide por ello prorrogar el pacto tres año, hasta que se cumplan todas sus medidas, e insta al Ejecutivo a agilizar su desarrollo y a elaborar en dos meses un informe detallado sobre el cumplimiento de cada una de las propuestas consensuadas.