EFEMadrid

El PP no ha aclarado si apoyaría o no una modificación del decreto del estado de alarma porque no conoce el plan del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que exige comparecer en el Congreso, y tampoco se posiciona sobre cuál es la mejor respuesta para frenar la tercera ola.

El PP ha reclamado la comparecencia urgente de Sánchez en el Congreso, al solicitar formalmente que la Diputación Permanente convoque un pleno extraordinario, y ha registrado una petición de comparecencia al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Senado.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha culpado al jefe del Ejecutivo del incremento de los contagios por delegar en las autonomías las medidas contra el virus y, en rueda de prensa, le ha acusado de "esconderse" y de "abandonar" a los Gobiernos autonómicos, tanto del PP como del PSOE.

Además, ha puesto en duda que se deba votar o no un nuevo decreto de alarma para adelantar el toque de queda, un debate que es jurídico según Egea, quien, pese a las reiteradas preguntas de los periodistas, no ha desvelado qué votaría el PP si se llevase al parlamento una modificación.

"Sánchez quiere burocracia y nosotros queremos luchar contra el virus", ha asegurado García Egea, que considera que el actual decreto de alarma es un "fracaso si un presidente autonómico quiere tomar una medida de restricción horaria y no puede tomarla". Con el plan jurídico del PP no habría ocurrido, ha agregado.

El PP pide un solo plan para toda España, pero, pese a las múltiples preguntas, Egea no ha revelado la postura concreta del PP respecto a cuál debe ser esa respuesta unitaria a la tercera ola y se ha limitado a señalar que son partidarios de "salvar vidas" y "tomar todas las medidas necesarias".

"Lo relevante sobre las restricciones no es lo que opine el PP, lo relevante es qué opina el presidente del Gobierno porque no lo sabemos", ha agregado Egea, que aboga por que "sean los epidemiólogos los que tomen las decisiones".

El PP reclama el cese del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y acusa al jefe del Ejecutivo de estar escondido: "¿No decía Sánchez que esto era una guerra contra el virus? ¿Qué hace el general escondido en el búnker?".

El número dos de Pablo Casado ha apoyado la decisión de Castilla y León de adelantar el toque de queda a las 20.00, pese a que contravenga el decreto de alarma, porque "cualquier medida" que sus presidentes autonómicos tomen "en beneficio de la salud" tiene el apoyo de la dirección nacional del PP.

No así del Ejecutivo, ha denunciado Egea, que considera que los presidentes autonómicos "sólo cuentan con el Gobierno de España cuando se trata de hacer oposición a los gobiernos autonómicos, no al virus".

"El señor García-Page también está tomando medidas, queremos saber si también va a recurrir (el Gobierno) las medidas que tome Page", ha agregado el secretario general del PP respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha.