EFEMadrid

El término "disminuido" para referirse a las personas con discapacidad desaparecerá de la Constitución por ser algo "obsoleto e injusto", según el anteproyecto aprobado hoy por el Gobierno para reformar íntegramente el artículo 49 desde el punto de vista del lenguaje como de su estructura y contenido.

Un día después de que la Constitución conmemorara su 40 aniversario, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a una reforma que busca impulsar la protección y promoción de las "personas diversas con discapacidad".

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), promotor de este cambio desde hace años, y la periodista Vicky Bendito, que ha recogido firmas para este propósito, han considerado en declaraciones a Efe que se ha dado "un paso enorme".

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha subrayado que esta propuesta retira unos términos "tan obsoletos e injustos" como "disminuido" y "minusválido" de la Carta Magna, aunque ha reconocido que en su momento su artículo 49 fue "un gran avance" para este colectivo.

En un comunicado, el Gobierno ha recalcado que al modificarse la terminología que emplea el artículo 49 para referirse a las personas con discapacidad "se actualiza el lenguaje de una forma que refleja los propios valores de la Constitución y la dignidad inherente a este colectivo".

Además, se reforma la estructura del artículo por la multiplicación de los enfoques desde los que se aborda la discapacidad.

Así, el artículo 49 tendrá cuatro apartados, reflejando cada uno "una dimensión diferente de la protección de las personas con discapacidad".

El primer apartado señalará que "las personas con discapacidad son titulares de los derechos y deberes previstos en este Título en condiciones de libertad e igualdad real y efectiva, sin que pueda producirse discriminación".

El segundo hace referencia a las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad:

"Los poderes públicos realizarán las políticas necesarias para garantizar la plena autonomía personal e inclusión social de las personas con discapacidad. Estas políticas respetarán su libertad de elección y preferencias, y serán adoptadas con la participación de las organizaciones representativas de personas con discapacidad. Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad".

Por su parte, el tercer apartado establece que s eregulará "la protección reforzada de las personas con discapacidad para el pleno ejercicio de sus derechos y deberes".

y el cuarto apartado del artículo 49 fija que "las personas con discapacidad gozan de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos".

Los cambios, que deberán ser ratificados por las Cortes, han sido impulsados por la Comisión para las políticas integrales de la Discapacidad del Congreso, ha recordado Celaá, que ha valorado el consenso al que se ha llegado.

"Es muy positivo que la primera reforma social de la Constitución esté dirigida a las personas con discapacidad", ha recalcado por su lado Luis Cayo Pérez, que cree que era "una reforma necesaria e inaplazable" y que va más allá del cambio terminológico.

"Se dota de nuevo contenido al artículo", ha recalcado el presidente del Cermi, que ha añadido no obstante: "queda recorrido de mejora, con matizaciones y ampliaciones de redacción".

El artículo 49 de la Constitución estaba redactado de una forma "médico-rehabilitadora y asistencial" y ahora va a tener un enfoque de acuerdo a la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006, ha explicado Vicky Bendito.

"Soy sorda, no disminuida aunque lo diga la Constitución", señalaba esta periodista en su petición de firmas iniciada el pasado verano y que ya suma más de 81.400 adhesiones de ciudadanos.

Bendito también ha tenido palabras para el portavoz adjunto del PDeCAT, Jordi Xuclá, y para la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, quienes apoyaron desde el principio el cambio en el artículo 49.

"No era comprensible" que España hubiera firmado y ratificado la Convención y se siguiera manteniendo en la Constitución la palabra "disminuido", ha argumentado.

"Es un paso enorme porque las enfermedades se tratan y las lesiones se rehabilitan mientras que la discapacidad es una condición", ha subrayado Bendito, que trabaja como periodista desde hace 25 años.