EFEMadrid

El dirigente de Más País, Íñigo Errejón, confía en que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no vete a Ciudadanos si fuera clave para desbancar a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras las elecciones del 4 de mayo: "Espero que hayamos aprendido".

En una entrevista con la Agencia EFE, Errejón se refirma en que el hecho de que Unidas Podemos y Más Madrid concurran por separado a las elecciones autonómicas hará "sumar a las izquierdas".

Después de que la última encuesta del CIS vaticine un resultado muy reñido entre los bloques de izquierda y derecha, Errejón señala que la conjunción de las fuerzas progresistas sale porque "estamos dispuestos a cooperar".

"Y nosotros no entramos en líneas rojas o vetos...si Ciudadanos fuera determinante le tenderíamos la mano para que hubiera alternativa", ha recalcado tras recordar que cuando hubo posibilidad de un gobierno progresista "nosotros arrimamos el hombro".

Aunque puntualiza que primero hay que ganar y después ponerse de acuerdo porque "no somos de vender la piel del oso antes de cazarlo".

En este sentido, Errejón espera que Podemos no vete a Ciudadanos como ocurrió cuando el PSOE tuvo oportunidad de formar Gobierno con ambos partidos: "espero que hayamos aprendido".

"Si se suma en las urnas, hay que sumar para un acuerdo de Gobierno y por nosotros no va a ser", ha insistido el que fuera compañero de Iglesias hace siete años y que ha decidido dejar al margen las rencillas pasadas y las desavenencias.

El líder de Más País es optimista ante el avance de la candidata de Más Madrid, Mónica García, en las últimas encuestas que le dan hasta 24 escaños en la Asamblea madrileña y que -en su opinión- "aún no ha tocado techo".

"Llegamos al debate muy reforzados y creo que salimos catapultados", comenta sobre el debate televisivo del pasado miércoles.

Da por superado el riesgo de que Unidas Podemos no pudiera entrar en la Asamblea al no conseguir el 5 % de los votos y apunta que lejos de que la candidatura de Iglesias haya restado valor a Más Madrid "gracias a que ha ido en solitario vamos a sumar".

"Creo que el PP ha tocado techo y todo lo que queda de gente cansada o defraudada, todo lo que queda es potencial subida para los que queremos cambio", dice al tiempo que recuerda que quedan diez días y "nos está sentando bien la campaña".

No obstante, ve clave que los barrios madrileños del sur y del este se movilicen para que haya un vuelco político: "La llave del cambio está en el sur de la Comunidad de Madrid".

Errejón -que reconoce que ha dado un giro en el quehacer de la política para abrirse un camino enfocado a propuestas verdes, de transición ecológica o de conciliación y salud mental- considera que no hay que obsesionarse con una pelea constante contra la derecha e incide en que lo importante es "llevar la política a la vida cotidiana".

"Una de las cosas que he aprendido en este tránsito es que casi todo lo que merece la pena en la vida y en política es lento. A veces las cosas rápidas suben a la misma velocidad que bajan", se sincera tras insistir en que "hay que picar piedra para echar raíces y esto se hace ganando la confianza día a día".

Por eso pide al Gobierno que pase de los grandes titulares a los hechos y ponga en marcha los compromisos sociales que había adquirido en la investidura, como la reforma laboral, la derogación de la Ley Mordaza o la subida del Ingreso Mínimo Vital.

"Pedimos que una parte de sus promesas las comience a hacer realidad...hay mayoría parlamentaria y estamos deseando sacarlas adelante", lanza el guante.

Y de nuevo subraya que Más País y Unidas Podemos tienen proyectos y prioridades diferentes y defiende su "pequeña revolución de lo cotidiano" que les identifica en el Congreso.

Ruth del Moral