EFEMadrid

El dirigente de Más País, Iñigo Errejón, ha valorado que la Fiscalía de Madrid haya reclamado al juez que retire el cartel de Vox de los menores inmigrantes extranjeros por un presunto delito de odio pero ha incidido en que "Renfe no debería haber aceptado nunca estos carteles, por mucho dinero que hayan pagado".

En declaraciones a la Agencia EFE, Errejón ha señalado que ve correcta la investigación de la Fiscalía pero que hay una sanción mayor que cualquier sanción jurídica: "que es dejar a Vox fuera de la Asamblea de Madrid".

"Que demostremos que somos una sociedad, abierta, solidaria y libre, que cuida de los suyos tengan el color de piel que tengan y que a la gente que miserable les dejemos fuera de la Asamblea", ha puntualizado.

La Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra Vox por delito de odio tras aceptar la denuncia puesta por Más País en relación con su cartel electoral y reclama al juez que "en el plazo más breve posible" decrete su retirada para proteger a los menores de ataques "gratuitos y prejuiciosos"

Errejón ha aseverado que los delitos de odio son para proteger a los vulnerables y ha considerado que "merece el mayor de los desprecios morales y éticos la gente que se dedica a hacer política poniendo a los niños en el disparadero por un puñado de votos".

"Alguien que se dedica a poner a niños en el disparadero es un cobarde y tiene una inmensa miseria moral", ha recalcado.

El cartel, que se exhibe en las instalaciones de Renfe Cercanías de Madrid, muestra en un lado una anciana y en el otro a un joven inmigrante embozado y encapuchado, con el texto "Un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes. Protege Madrid, vota seguro".

Renfe explicó ayer que la gestión de los espacios publicitarios de las estaciones de Cercanías está adjudicada por concurso público a la empresa Exterior Plus.

La adjudicación es efectuada conjuntamente por Renfe y Adif para la gestión de los soportes publicitarios en estaciones y trenes.

La empresa pública se mostró dispuesta a retirar el cartel si alguno de los "organismos competentes" determinara que la campaña incurría en delito.