EFEMadrid

España abrirá este viernes fronteras con 4 países de fuera de la UE con plena reciprocidad y con otros 8 cuyos ciudadanos podrán entrar sin condiciones, pero que aún imponen condiciones a la llegada de españoles.

Así, a partir de la medianoche de este jueves, se podrá recibir viajeros y viajar libremente a Serbia, Montenegro, Túnez y Corea del Sur, país este que impone cuarentena a los viajeros procedentes de Europa.

También podrán llegar a España viajeros de Australia, Canadá, Georgia, Japón, Nueva Zelanda, Ruanda, Tailandia y Uruguay, aunque todos estos países aún imponen condiciones a la recepción de viajeros, por lo que se está negociando con ellos para establecer criterios de reciprocidad.

España además está negociando directamente con Argelia, Marruecos y China para acordar una apertura recíproca y coordinada de sus fronteras, que aún mantienen cerradas, pero que son "de especial interés" debido a la "densidad y volumen" de los intercambios.

Las conversaciones son especialmente intensas con Marruecos, que en principio tiene previsto abrir sus fronteras el próximo día 10 de julio y que ya anunció que este año no se pondría en marcha la Operación Paso del Estrecho.

El que no haya una operación oficial coordinada entre los dos países no implica que los marroquíes que residen en la UE no vayan a viajar este verano a Marruecos, pero sí que hay un "desincentivo claro" a que lo hagan.

Fuentes del Ministerio de Exteriores han asegurado que no es previsible un "tráfico cuantioso" de marroquíes por la península este verano, ya que carece de toda lógica.

La apertura coordinada de fronteras exteriores de la UE no implica que cada país no pueda imponer sus propias medidas y restricciones a la entrada de ciudadanos de terceros países para hacer sus fronteras menos porosas.