EFEMadrid

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca ha alimentado el optimismo del Gobierno de Pedro Sánchez de abrir una nueva etapa entre España y Estados Unidos, asentada en una mayor sintonía y una colaboración más fructífera después del mandato de Donald Trump.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha abogado esta semana por replantear la relación bilateral desde "la cooperación, el diálogo y el entendimiento" para resolver los retos pendientes.

NORMALIZAR LA RELACIÓN

Para la investigadora de EEUU y Relaciones Transatlánticas del Real Instituto Elcano (RIE), Carlota García Encina, la etapa con Trump fue "algo pobre y muy reducida a intereses muy concretos" de EEUU, por lo que España debería aspirar a ampliarla.

"España se protegió llevando la relación casi exclusivamente a los cauces multilaterales y ahora es la oportunidad para hacer visibles sus propios intereses. Tiene que ser muy proactiva para hacerse ver", reflexiona García Encina en declaraciones a Efe.

No obstante, la analista cree que "no va a ser un camino fácil" porque España "no es un problema, ni una prioridad para EEUU" y va a haber "una competición diplomática" para tratar con Biden.

ARANCELES A PRODUCTOS AGROALIMENTARIOS

Uno de los escollos del último período ha sido la imposición de EEUU de aranceles a productos europeos, que en el caso de España han afectado al vino, al aceite, al queso o a algunas frutas.

El Gobierno transmitió su rechazo frontal a esta medida, pero las propuestas de alcanzar un acuerdo bilateral no llegaron a buen puerto y España delegó en la respuesta de la UE.

El objetivo es que con la nueva administración estadounidense se retome la negociación para reconducir las discrepancias.

LA RENOVACIÓN DEL CONVENIO DE DEFENSA

Uno de los pilares de la relación es el convenio de Defensa, que caduca en mayo, aunque España da por hecha su prórroga durante un año más toda vez que EEUU considera estratégica su presencia en las base naval de Rota (Cádiz) y en la aérea de Morón (Sevilla).

A medio plazo, cabe la posibilidad de que Estados Unidos plantee aumentar su despliegue militar en Rota con helicópteros navales, si bien por ahora no se ha formalizado ninguna propuesta.

"Vamos a dar tiempo al nuevo secretario de Defensa", sostuvo la ministra de Defensa, Margarita Robles, a mediados de diciembre.

AUMENTAR EL PRESUPUESTO DE DEFENSA

Una de las quejas de Trump hacia España y otros países de la OTAN fue su escaso gasto militar, al exigir que debía situarse en el 2 por ciento del PIB en 2024, una meta inalcanzable para el Gobierno a medio plazo.

España ha alegado que el compromiso con la OTAN no puede medirse sólo en términos de PIB, sino en otros factores, como la participación en misiones de paz.

El presupuesto de Defensa para 2021 ha aumentado un 4,6 por ciento, aún muy lejos del listón que fijaba el expresidente estadounidense.

LA TASA GOOGLE

Otro frente que permanece abierto es la posible reacción de EEUU al impuesto a grandes empresas de servicios digitales, la llamada tasa Google.

Trump amenazó con nueva represalias al alegar que discrimina a las empresas estadounidenses y restringe el comercio.

El nuevo gravamen -el 3 por ciento de los ingresos de las tecnológicas- entró en vigor el 1 de enero, pero el Ejecutivo ha pospuesto su cobro hasta marzo.

LA VISITA DE ESTADO DE LOS REYES

Don Felipe y doña Letizia iban a haber protagonizado su primera visita máximo nivel a EEUU como reyes el pasado abril invitados por Trump y su esposa, Melania, con el objetivo de dar aire a la relación bilateral, pero la pandemia obligó a aplazarla.

Ya estuvieron la Casa Blanca en junio de 2018, cuando el mandatario estadounidense transmitió al rey su deseo de viajar a España, lo que no se materializó.

Como muestra de la falta de complicidad entre ambas administraciones, Sánchez y Trump nunca se reunieron y sólo se saludaron en algunas cumbres multilaterales.

EL CONFLICTO SAHARAUI

El reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía marroquí del Sahara Occidental ha descolocado la posición de España, partidaria de que el litigio ha de resolverse en el marco de la ONU.

García Encina cree que el conflicto saharaui no es una prioridad para Biden y ve "muy difícil que haya una marcha atrás de forma inmediata".

VENEZUELA

La postura de España hacia Venezuela generó recelos en la Casa Blanca, que criticó que la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, fuera recibida en el aeropuerto de Barajas por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Biden prevé un enfoque más pragmático hacia el régimen de Nicolás Maduro y hacia otros países de la región, como Cuba, por lo que España debería hacer valer su peso en América Latina.

"Puede ser una oportunidad para llevar a cabo alguna iniciativa conjunta", recomienda la investigadora del RIE.

LA LIMPIEZA DE PALOMARES

EEUU se comprometió en 2015, con Barack Obama de presidente, a limpiar el entorno de Palomares (Almería) de residuos nucleares de las bombas caídas accidentalmente en 1966, pero sigue sin llevarse a la práctica.

España no renuncia a que se logre un acuerdo que sea vinculante desde el punto de vista jurídico sobre la rehabilitación integral de la zona.

Carlos Pérez Gil