EFEAmán

España y Jordania consideran necesario “dar un impulso decidido” al diálogo entre Israel y Palestina, ya que la activación del proceso de negociación “es la única manera de traer la paz y estabilidad" a una región "convulsa".

Así lo han explicado en conferencia de prensa conjunta los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países, Arancha González Laya y Ayman Safadi, tras mantener una reunión en la que han analizado la situación de la región y la nueva dinámica creada por los acuerdos diplomáticos entre Israel y Emiratos Árabes y Baréin.

Para González Laya, “a la vez que se normalizan las relaciones entre Israel y sus vecinos, es tremendamente importante que Israel y Palestina impulsen su proceso de negociación, que es la única manera de traer la paz y estabilidad a la región”.

Dicha negociación deberá ser “sobre los parámetros que la comunidad internacional ha acordado en resoluciones de ONU: dos países, uno al lado del otro, viviendo en paz y seguridad”, han subrayado.

“Lo importante es impulsar ese diálogo y esa negociación como forma de dar una avenida y un futuro claro a la población de Israel y Palestina, que lo que buscan es vivir en paz”, ha afirmado la ministra.

Por otra parte, González Laya también se ha reunido con el ministro de Planificación y Cooperación, Wissan Rabadi, con quien ha firmado un Marco de Asociación País por el que España se compromete a aportar 50 millones de euros adicionales para financiar proyectos de cooperación, especialmente en materia de transformación ecológica y de gestión y utilización de agua.

El nuevo director de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, Magdy Martínez, quien viaja con la ministra, ha explicado que se trata de 50 millones de ayuda adicional recién aprobados, 25 en ayuda directa y 25 en créditos blandos.

Estos millones se suman a los 25 millones que España gestiona de la cooperación delegada de la UE y otros 25 millones de euros de cooperación española adjudicados a principios de años y que están en proceso de ejecución.

Para González Laya, es importante subrayar que “si ayudamos a los demás, nos estamos ayudando a nosotros mismos al construir un entorno en el Mediterráneo de mayor paz y y seguridad”.

“Apoyar a Jordania significa apoyar e invertir en la paz y en la estabilidad de esta región tan convulsa”, ha apuntado.

Por la mañana, la ministra ha aprovechado para visitar un centro de salud y una escuela de la UNRWA -la misión de la ONU de apoyo y asistencia a los refugiados palestinos- en el centro de la capital y así conocer de primera mano la labor que realizan las Naciones Unidas en favor de los 2,3 millones de palestinos que residen en Jordania.

González Laya ha estado acompañada de la española Marta Lorenzo, quien lleva 27 años trabajando con diversas organizaciones en Oriente Medio y el norte de África, y este jueves se estrenaba como directora de la UNRWA en este país.

Aquí, Lorenzo dirigirá la labor de lo 169 colegios y 25 clínicas con las que cuenta la ONU en Jordania.

En su recorrido por las instalaciones, la ministra ha sido recibida con cánticos y bailes de las niñas, felices de haber regresado al colegio tras el parón por el coronavirus.

En declaraciones a lo medios, González Laya se ha mostrado impresionada por la labor que realiza esta misión de la ONU y ha subrayado el compromiso de España tanto con los refugiados palestinos, como con los esfuerzos por facilitar el diálogo entre israelíes y palestinos.

España también mantiene estrechas relaciones con Jordania, a quien apoya en su labor en favor de los refugiados y de la interlocución política en la región.

La ministra también ha visitado la sede de ACNUR, la agencia de ONU para los refugiados, que gestiona un importante centro de registro y cuyos responsables han detallado las dificultades que han sufrido para atender a la población durante la pandemia de Covid-19.