EFEPamplona

El miembro de EKIN Iñigo González Etayo ha pedido al Gobierno que reconozca la utilización de la tortura tras la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a España por no investigar los malos tratos que denunció en 2011 cuando estuvo detenido en la Dirección General de la Guardia Civil.

La sentencia condena a España a indemnizar al demandante con 20.000 euros al haberse vulnerado el artículo 3 (Prohibición de la tortura y de los tratos inhumanos o degradantes) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, en su dimensión procesal.

El demandante fue puesto en libertad en junio de 2012. Un informe psicológico confirmó en 2015 que sufría síntomas de estrés postraumático.

González Etayo y el resto de detenidos en la operación Atznugal en 2011 han asegurado que fueron "torturados, con total impunidad" y han hecho hincapié en que el TEDH, por tercera vez en esta causa, ha condenado al Reino de España por no investigar las denuncias por malos tratos, como ya ocurrió anteriormente con Jon Patxi Arratibel y Xabier Borlegui.

Se trata, afirman en un comunicado que han leído en conferencia de prensa, de "una nueva bofetada a la credibilidad de las instituciones españolas en general y a la Audiencia Nacional en particular".

"Nuevamente queda demostrado que el Estado español no solo ha permitido que se torture a personas detenidas, sino que ha hecho caso omiso a las denuncias interpuestas".

Han recordado que el juez instructor de su caso fue Fernando Grande Marlaska, actual ministro del Interior, quien fue "el máximo responsable de garantizar nuestra integridad física y psicológica y es evidente que no lo hizo".

"En cualquier Estado democrático como mínimo se habría abierto una investigación al respecto, en España se le ha promocionado al Consejo de Ministros", han denunciado.

Por estos motivos, han exigido al Gobierno que reconozca "la utilización de la tortura en contra del independentismo en Euskal Herria" y "no como un hecho puntual, sino como una práctica sistemática".

"Las personas torturadas merecen reconocimiento, reparación y garantías de no repetición", han destacado, para solicitar al Gobierno de Navarra que "impulse una investigación para esclarecer cuántas personas han podido padecer torturas a manos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado" en la Comunidad foral. EFE

jr/mg/ros

(foto)