EFEVitoria

El Gobierno Vasco mantiene "una línea caliente de comunicación" con el Ministerio de Industria para intentar aplicar en Euskadi con cierta "flexibilidad" las medidas recogidas en el Real Decreto, especialmente en el sector industrial.

Así lo ha confirmado Erkoreka durante una comparecencia ante los medios de comunicación después del Consejo de Gobierno presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en el que, según ha recalcado, ha habido "absoluta sintonía" y "total acuerdo" en los asuntos abordados entre los dos socios que conforman el Ejecutivo de coalición, PNV y PSE.

Y ello pese a las "discrepancias" que, según ha reconocido, ha habido con el Gobierno de Pedro Sánchez, que ya ha criticado Urkullu, por las "formas y procedimientos", sin contar con las comunidades autónomas, que ha utilizado para aprobar el Real Decreto Ley que solo permite la actividad temporal de los servicios considerados esenciales.

Ha desvelado que el Gobierno Vasco está manteniendo conversaciones con Industria para que Euskadi pueda acogerse a la flexibilidad que recoge el Real Decreto Ley para hacer posible una conciliación de la defensa de la salud de los trabajadores con el mantenimiento "al máximo posible" de la actividad económica y del empleo.

"El Real Decreto contiene claúsulas de flexibilidad que es posible utilizar razonablemente", ha remarcado tras citar concretamente los artículos que hablan de la posibilidad "de establecer turnos de trabajo para mantener una actividad que sea indispensable y que permitiría adaptar las medidas a ciertos sectores industriales vascos. "

"Trabajamos particularmente en el mantenimiento de la actividad electrointensiva en Euskadi en los niveles de los fines de semana. Sería un logro estratégico importante para una buena parte de nuestro tejido industrial", ha insistido.

Aunque el compromiso con el cumplimiento del decreto es "total", ha dicho, el Gobierno Vasco está trabajando para que los criterios "sean claros y permitan en la medida de lo posible esa conciliación entre el trabajo y la salud".

Ha recordado que si algo se constató en la conferencia de presidentes del pasado domingo es que las realidades económicas de las autonomías son muy diferentes, por lo que la toma de decisiones debe adoptarse de manera diversa y no mediante una fórmula centralizada.

Erkoreka ha recordado que no solo Urkullu expresó su disconformidad con las formas y procedimientos utilizados por el Gobierno para aprobar el Real Decreto Ley, sino que hubo otros presidentes autonómicos del PP, del PSOE y de otros partidos que también cuestionaron esa decisión.

"Es lógico comprender que se reivindique un espacio autónomo para que unas medidas así se puedan modular adaptándolas a las características del tejido productivo de cada comunidad", ha subrayado.

En cualquier caso, Erkoreka ha valorado las "disculpas" de la ministra de Trabajo, Yolanda Díez, "en relación con la escasa idoneidad de las formas y el procedimiento llevado a cabo".

Ha insistido en que el compromiso del Gobierno Vasco es "trabajar, cooperar y colaborar" con el conjunto de las administraciones públicas y con el Gobierno central para superar la crisis sanitaria y no ha querido analizar las críticas del PNV a Pedro Sánchez sobre su gestión en esta crisis porque son asuntos que conciernen a los partidos políticos.

"Ha habido discrepancias, las hay y es posible que las haya en el futuro" pero estas, ha remarcado, no van a afectar a la colaboración y cooperación del Ejecutivo vasco.