EFEGetxo (Bizkaia)

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido "coherencia" a todo el Gobierno para pactar la política de Defensa y le ha instado a afrontar la alta inflación, que ha considerado como el principal problema de España.

Feijóo ha sido muy crítico con la política económica del Gobierno y ha sostenido que la inflación, en el 10,2 % en mayo, "la más alta desde 1985 con la peseta" (...), "es el principal problema de España, tanto para las familias como para las empresas".

El líder de los populares ha iniciado hoy en Bizkaia un viaje por las tres comunidades históricas (Euskadi, Cataluña y Galicia) para exponer a los empresarios sus principales propuestas económicas en un "momento crítico" para la economía y las familias con una inflación "galopante" superior al 10 por ciento.

En una rueda de prensa en Getxo (Bizkaia), Feijóo ha recalcado que su partido siempre ha sido un "firme partidario" de la OTAN y de una relación bilateral "de confianza y amistad" con Estados Unidos.

Ha asegurado que el Gobierno puede "contar" con el PP para una política de Estado en Defensa, pero ha señalado que lo primero es que todo el Gobierno sea "coherente" en esta materia y formule una propuesta, a la que su partido responderá con "seriedad", porque hasta ahora ni siquiera respondió con un "acuse de recibo" a la propuesta que le envió el PP.

Por ello, ha lamentado que el Gobierno "no acepta" que la inflación es el principal problema y que además no obedece a la invasión de Ucrania, viene desde un año antes de la guerra, y crece más que en Francia o Alemania.

Ha reprochado a Pedro Sánchez que esté "muy contento" con las medidas económicas que han llevado a esa inflación por entender que son "muy buenas" y han evitado una subida mayor, cuando para Feijóo "son un fracaso, y no es una opinión, son los datos".

Ha negado que como dice Sánchez sus políticas económicas "molesten a los poderes económicos". "A los que molestan es a las pymes, autónomos, parados y familias”, ha apuntado.

Esas medidas, en su opinión, son "tardías y limitadas" ya que el tope del precio del gas ha tenido como efecto una subida del precio de la electricidad y "subvencionar a los vecinos franceses" y la subvención de 20 céntimos a los combustibles ha provocado un incremento del precio en 30 céntimos.

"La política económica del Gobierno es errática, no se puede ser tan soberbio" para mantener algo "que no funciona", ha comentado después de decir que "la situación es muy compleja y no hay que mentir a la gente" porque al hacerlo se "agrava un problema económico real".

Feijóo ha sostenido que además de la inflación, "que empobrece a los trabajadores y trae una pérdida de competitividad de las empresas", España tiene otro problema con el endeudamiento público, que ha crecido "el doble que la media" de la UE y supone ya "210 millones de euros al día" y se agravará en el otoño con la subida de los tipos de interés.

También ha criticado al Gobierno que "desconfíe" de las comunidades autónomas a la hora de gestionar los fondos Next Generation de la UE con una "concepción centralista" y demuestre "incapacidad de gestión" para tramitarlos con rapidez.

Frente a ello, ha reiterado las propuestas del PP de deflactar las tablas del IRPF para las rentas inferiores a 40.000 euros, reducir el gasto "burocrático y político" del Gobierno "más caro de la democracia española", descentralizar la gestión de los fondos de la UE y repartir 5.000 millones de ellos a empresas y autónomos para inversiones y solicitar la UE una exención temporal para el Impuesto de Hidrocarburos.

"Otra política económica es posible y lo que proponemos son políticas del Estado, no del Partido Popular", ha mantenido.

En cuanto a la política económica del Gobierno Vasco, ha dicho que debe "revisar" su fiscalidad por ser de las más altas y dar un impulso a la industria de Euskadi, "que no es lo que fue".

No obstante, ha señalado que es "prácticamente imposible" para una comunidad autónoma poner en marcha una política industrial eficaz cuando el Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos "deteriora la industria con una política errática".

Durante la jornada de hoy Feijóo ha visitado en Bizkaia el Museo Guggenheim y la refinería de Petronor, propiedad de Repsol, y ha mantenido un almuerzo-coloquio con el Círculo de Empresarios Vascos, antes de reunirse por la tarde con la junta directiva del PP vasco, que deberá seguir otro año al retrasarse los congresos regionales en las comunidades que no celebran elecciones autonómicas en mayo de 2023.