EFEBarcelona

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado dispuesto a dialogar con la Generalitat y el independentismo si es presidente del Gobierno, pero ha dejado claro, en relación a los indultos, que si el soberanismo quiere "reconciliación", lo mínimo es "no seguir provocando".

Feijóo ha protagonizado en Barcelona la conferencia "En defensa de la política útil y de consenso frente a la política que confronta e insulta", en el marco del Foro Barcelona Tribuna, organizado por el diario La Vanguardia, la Asociación Española de Directivos y la Societat Amics del País.

Presentado por el exministro Josep Piqué, que ha ensalzado a Feijóo como un político "serio" que "no cambia de valores en función de intereses personales", a la conferencia han asistido el expresident José Montilla, el exdirigente de CiU Miquel Roca, representantes empresariales o diversos dirigentes del PPC, con Alejandro Fernández al frente.

"Está llegando la hora de la moderación y ha pasado ya la hora del radicalismo, en España y Cataluña", ha señalado Feijóo, que ha esgrimido su propuesta basada en la "estabilidad, la centralidad y los acuerdos", a través de una "reconciliación social". "Yo trabajaré para consolidar la convivencia en Cataluña", ha remarcado.

DIALOGARÍA CON EL INDEPENDENTISMO, PERO NO PACTARÍA CON ÉL

El líder popular ha asegurado que, si es presidente, estará dispuesto a sentarse a "hablar" con la Generalitat y con el independentismo, dejando claro que él siempre "cumplirá las leyes".

En ese sentido, preguntado sobre si es partidario de revocar los indultos a los dirigentes independentistas, ha asegurado: "Le diría a las personas condenadas que sería imprescindible que aquello de 'lo volveré a hacer' es incompatible con la reconciliación completa. Si una parte no quiere reconciliarse, es imposible", ha advertido.

"No pretendo que nadie vaya en contra de sus ideologías -ha apuntado-, pero si quiere una reconciliación, lo mínimo es no seguir provocando".

Y sobre si pactaría con el independentismo para gobernar, ha dicho que "no recurriría de entrada a ellos", porque el separatismo es "letal para Cataluña" y él no quiere ser "coautor o copartícipe".

Pero a pesar de "no verse" siendo presidente del Gobierno con apoyo de los independentistas, ha reconocido que "sí hablaría" con esas formaciones, con una única excepción: "No me veo negociando ni hablando con Bildu. ¿Con JxCat o ERC? Sí, hablaría con ellos. ¿Buscaría su voto para ser presidente del Gobierno? No".

Sobre la reunión de mañana en Barcelona entre los titulares de presidencia de Gobierno y Generalitat, ha sugerido que el enfado entre ambos ejecutivos es "aparente" y no real, ya que ambos "se necesitan"; y ha reprochado que el número de encuentros de la Moncloa con Cataluña "sumen más que todas las reuniones con el conjunto de comunidades", algo que le parece "asimétrico".

También se ha referido a la baja ejecución de inversiones en Cataluña, respecto a lo que ha considerado que esta comunidad "necesita más inversiones objetivamente" y la Moncloa debe dar "explicaciones" si no cumple los compromisos, pero también ha afeado al Govern su "no" a ampliar el aeropuerto. "Me cuesta entenderlo".

FEIJÓO NO SE CREE QUE SÁNCHEZ DESCONOZCA EL ESPIONAJE DE PEGASUS

El expresidente gallego no ha eludido tampoco la pregunta sobre el caso de espionaje político al independentismo y se ha mostrado convencido de que Sánchez conocía y "autorizó" esas escuchas.

"No me creo que el presidente no supiese que esos políticos estaban siendo sometidos a escuchas, porque hay que ordenarlas y pedir autorización judicial. No creo que desconociese esas escuchas, no me lo creo. No me creo que una nota de despacho del CNI, de esa categoría, no fuera vista por el presidente", ha aseverado.

En cambio, sobre otras grabaciones, las conversaciones en 2017 del excomisario José Manuel Villarejo con la entonces secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, Feijóo ha dicho que son audios "ventilados ya en el ámbito judicial" y no tienen "mucho recorrido".

"Si hay alguna cuestión hecha de manera incorrecta, estoy convencido de que cualquiera, sea del PP u otro, tendrá cualquier tipo de responsabilidad judicial", ha dicho, si bien ha matizado que cuando se publiquen la "totalidad" de las cintas de Villarejo se podrán sacar "conclusiones interesantes", entre ellas cómo es posible que recibiera tantas condecoraciones del Gobierno, "incluido el socialista".

MANO TENDIDA A SÁNCHEZ, PERO LAMENTA QUE "NO ES LIBRE"

Feijóo ha lamentado que Sánchez no sea "libre" para aceptar la mano tendida de los populares para afrontar asuntos claves para el país, ya que está "hipotecado" e "intervenido" por los "radicalismos" y "padece una oposición desleal en el seno del Consejo de Ministros", en alusión de Unidas Podemos.

En contraposición, él se ha "propuesto" como "alternativa real al Gobierno" y una alternativa "leal" a la ciudadanía, por lo que ha "tendido la mano" al Ejecutivo en "asuntos trascendentales para el país", para abrir un "diálogo" con "un temario sobre la mesa".