EFEMadrid

El PP va a volcarse en homenajear a Miguel Ángel Blanco en el 25 aniversario de su secuestro y asesinato a manos de ETA y tanto el líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, como el expresidente José María Aznar intervendrán en la escuela de verano de Nuevas Generaciones que lleva su nombre.

Está previsto que la plana mayor del PP acuda el viernes y el sábado a un evento que organiza Nuevas Generaciones y que se celebrará a camino entre Bilbao y Ermua, según indican a Efe fuentes populares.

Según el plan actual, que está sujeto a cambios, el Palacio Euskalduna de Bilbao acogerá la primera jornada de la Escuela Miguel Ángel Blanco, que contará en su inauguración con Cuca Gamarra, secretaria general del PP, y Esteban González Pons, vicesecretario de Institucional, mientras que Elías Bendodo, coordinador general del PP, participará en una ponencia política.

Y será el sábado cuando el PP acudirá a Ermua para homenajear a su compañero, en un acto en el que participará su hermana, Mari Mar Blanco, el expresidente Aznar, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz y la presidenta de Nuevas Generaciones y diputada Bea Fanjul.

La escuela de la organización juvenil del PP contará además con talleres para formarse acerca de la gestión, el papel de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o la educación, que correrán a cargo de diferentes cargos públicos de la formación.

El programa de la escuela Miguel Ángel Blanco aún no se ha cerrado por lo que está sujeto a cambios y nuevas incorporaciones.

Con esta escuela, el PP se adelantará al homenaje a Miguel Ángel Blanco que el Ayuntamiento de Ermua celebrará el domingo y que contará con la presencia del rey, Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari Íñigo Urkullu, además de Aznar, Feijóo o la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

El reciente pacto entre el Gobierno y EH Bildu para aprobar una nueva ley de memoria ha tensado el recuerdo a Miguel Ángel Blanco, pues los partidos de centroderecha consideran que Sánchez ha permitido al partido al que consideran el heredero político de ETA reescribir la historia de España.