EFESantiago de Compostela

El nuevo secretario general del PSdeG, Valentin González Formoso, ha pedido este martes “unidad” en el seno de la formación para no “brindar las diferencias” internas a “otras ideologías”.

En su primera intervención ante el XIV congreso del PSdeG, Formoso ha incidido en la necesidad de dejar a un lado las "diferencias internas" y ha reiterado que en la formación "no sobra nadie".

“No podemos brindarle nuestras diferencias a un presidente que no actúa como presidente de los gallegos y que ejerce de líder de la oposición al Gobierno del Estado” ni tampoco a un “nacionalismo que se acuesta de noche siendo amable y se levanta proclamando la República independiente de Galicia”, ha insistido.

Frente a la imagen de división interna que se ha acrecentado tras las elecciones primarias, González Formoso ha remarcado que “toca por lo tanto sacar lo mejor de nosotros mismos” y “ser conscientes de que tenemos la altísima responsabilidad de gobernar Galicia”.

Para conseguir el reto de la Xunta de Galicia, el PSdeG no se puede “resignar con que Galicia es un territorio del PP” porque en realidad los socialistas son capaces de conseguir el respaldo “mayoritario” y gobernar ciudades tan importantes como Vigo, Lugo, Santiago, Ferrol o A Coruña.

“Galicia no es de nadie, es de quien la entienda, de quien la defienda”, ha proclamado el nuevo líder del partido, que pidió “abrir esta casa para captar la enorme masa social progresista” que, a su juicio, existe en Galicia.

“Salgamos fuertes de este congreso, asumamos que somos responsables de nuestra historia”, ha zanjado.