EFEMadrid

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha puesto en duda que el PSOE "promueva el cumplimiento de la legalidad" en Cataluña y ha opinado que en lugar de "blindar" el Consejo de Ministros, el Gobierno debería "tomar el control de los mossos" para proteger a los catalanes de los disturbios.

García Egea ha hecho hoy estas consideraciones en una entrevista en "El Objetivo" de La Sexta, donde ha cuestionado además la labor del PSOE por la clase trabajadora y les ha acusado de llamarse partido "obrero" mientras "le quieren subir el diesel a 17 millones de conductores, y los impuestos a las clases medias".

"Los socialistas de toda la vida hoy no se sienten representados por el señor Sánchez", ha argumentado el secretario general del PP, quien ha advertido además al presidente del Gobierno de que para "poner orden" en Cataluña hay que "dejar de cooperar con aquellos que quieren un golpe de Estado".

En cuanto a la formación de gobierno en Andalucía, ha manifestado que el PP va pedir a Ciudadanos cerrar "cuanto antes un pacto", y ha afirmado que las negociaciones "están avanzando en tres vías": la "programática", la "composición de la mesa" y el "Gobierno".

Con respecto a la parte programática, ha indicado que "los andaluces han pedido un cambio de actitud" y que, por este motivo, "hay que hablar" de lo que van a hacer y llevar a cabo medidas como "eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, mejorar la calidad de los servicios públicos y bajar impuestos".

"En un principio todos los grupos van a estar en la Mesa del Parlamento de Andalucía con voz", ha dicho García Egea, que ha asegurado desconocer el contenido de las conversaciones mantenidas por el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, y el presidente de Vox, Santiago Abascal, de cara a la gobernabilidad de la Junta.

"El Partido Popular ha vuelto", ha sostenido el secretario general de los "populares" en otro momento de la entrevista, y ha afirmado que desde que Pablo Casado asumió el liderazgo de esta formación están cambiando "desde dentro" para "aglutinar a todos los que dejaron de confiar en nosotros porque se sintieron defraudados".