EFEMadrid

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha formalizado este jueves su dimisión ante la Asamblea de Madrid para incorporarse como candidato del PP a las elecciones europeas del 26 de mayo, por lo que el vicepresidente, Pedro Rollán, asume la Presidencia en funciones.

Fuentes parlamentarias han confirmado a Efe que un miembro del gabinete de Garrido ha registrado un escrito dirigido a la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, para comunicar su dimisión.

"Comunico formalmente mi dimisión como presidente de la Comunidad de Madrid con efectos inmediatos", dice la carta.

Adrados ha llevado este escrito a la reunión de la Mesa de la Asamblea de este miércoles para informar a este órgano de la dimisión.

El actual vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ejercerá como presidente en funciones hasta que haya un nuevo jefe del Ejecutivo autonómico tras los comicios del 26 de mayo.

La ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) establece en su artículo 211 que una de las causas de incompatibilidad de los parlamentos europeos es ser miembro de una asamblea legislativa de una Comunidad Autónoma.

Sin embargo, fuentes de la Comunidad han precisado a Efe que Garrido continuará como diputado de la Asamblea de Madrid hasta el final de la legislatura o hasta que obtenga el acta de europarlamentario, en función de los tiempos.

Garrido tomó posesión del cargo de presidente regional el 21 de mayo de 2018, tras la dimisión de Cristina Cifuentes por las presuntas irregularidades en su máster de la Universidad Rey Juan Carlos y después de la difusión de una información en la que se le atribuía un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

Este miércoles participó en su último acto institucional como presidente regional, la apertura del VII Congreso de Gasnam 'Gas renovable: innovación para la movilidad sostenible', en La Nave, situada en el distrito de Villaverde.

En este tiempo al frente de la Comunidad de Madrid, Garrido ha mostrado su satisfacción por la creación de 400.000 empleos, por haber bajado los impuestos y por haber "mantenido e incrementado la calidad de los servicios públicos".

"Dejamos una Comunidad de Madrid mejor que la que nos encontramos, más cohesionada", recalcó.