EFEMadrid

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha defendido este sábado ante la Asamblea Político y Social de su formación que la única opción viable para sacar adelante los presupuestos generales del Estado pasa por reforzar la mayoría que avaló la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

"Nuestros esfuerzos deben ir encaminados a reforzar esa mayoría de la investidura", ha subrayado en la presentación del informe de gestión ante esa asamblea que se celebra de forma telemática ante la situación provocada por la pandemia del coronavirus.

Esa pandemia motivó la suspensión del calendario previsto por Izquierda Unida para celebrar su XII Asamblea Federal, y la reunión que ha presidido Garzón en esta jornada vuelve a aprobar las normas y las fechas que desembocarán finalmente en la organización de ese evento los días 15 y 16 de enero de 2021.

Para el ministro de Consumo, ante la "anomalía" de que aún sigan vigentes los presupuestos de Cristóbal Montoro, las nuevas cuentas del Estado deben cristalizar el proyecto que representa el Gobierno de coalición.

"Tienen que aspirar a cambiar el país", ha subrayado al tiempo que ha resumido las aspiraciones de los nuevos presupuestos en la protección de las familias trabajadoras y la reindustrialización del país.

Eso cree que ha de tener un sostén parlamentario coherente, y por ello, aunque no cierra ninguna puerta a posibles apoyos y está dispuesto a hablar con todo el mundo, apuesta por lograr los votos suficientes en el Parlamento con los partidos que abogan por un nuevo modelo de país.

"Para nosotros, la única opción viable pasa por reforzar la mayoría de investidura", ha añadido antes de defender el entendimiento entre esas fuerzas políticas frente al movimiento "reaccionario" que ha dicho que encabezan el PP, Vox y Ciudadanos.

Cree necesario también ese entendimiento ante hechos que estima que están desprestigiando las instituciones como lo que considera la corrupción del PP y de la monarquía.

Al respecto, ha lamentado que los populares hayan utilizado a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para el espionaje a otros partidos e incluso a compañeros suyos, como cree que queda demostrado en el caso "Kitchen" y por el que ha sido imputado el exministro del Interior Jorge Fernández.

En cuanto a la monarquía, augura que lo que se ha conocido hasta ahora sobre los supuestos negocios opacos del rey Juan Carlos es sólo "la punta del iceberg".

A su juicio, lo que se ha sabido no puede ser responsabilidad de una sola persona ya que cree que no es posible armar una trama financiera tan complicada sin el concurso de mucha gente y con "el silencio cómplice" de instituciones.

"La huida del ciudadano Juan Carlos de Borbón no hace sino confirmar los indicios, ya pruebas, que hay contra él", ha añadido antes de lamentar que "la derecha reaccionaria" siga defendiéndole "a capa y espada".

Todo ello considera que ahonda la crisis de un régimen y exige soluciones y responsabilidades.

El líder de IU y ministro de Consumo ha reiterado asimismo la defensa del modelo de país al que aspira su formación, "de tradición republicana, de defensa de la clase trabajadora y de plurinacionalidad".

El informe presentado por Garzón ha sido aprobado por el 73 por ciento de los participantes en la Asamblea Político y Social, ya que lo han respaldado 69 integrantes de la misma mientras que 3 han votado en contra y 23 se han abstenido.