EFEMadrid

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha pedido este jueves a los líderes de Podemos y de Más País, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, respectivamente, retomar tras el 10 de noviembre un proyecto común para reconstruir la izquierda.

"Después del 10 de noviembre tenemos que sentarnos y replantearnos cómo podemos reconstruir esto", asegura Alberto Garzón en una entrevista con EFE preguntado sobre la irrupción en la política nacional del exnúmero dos de Podemos, Íñigo Errejón, un paso legítimo, dice, que "hay que respetar".

"La unidad es necesaria... Necesitamos seguir sumando gente y yo creo que lo que representa Íñigo Errejón, Ada Colau, Pablo Iglesias y yo, con toda nuestra humildad, tiene que formar parte de ese proyecto de transformación", asegura Alberto Garzón en la entrevista con EFE.

Y añade sobre Pablo Iglesias y su exnúmero dos: "Hay que construir lo que nosotros llamamos un bloque histórico después del 10 de noviembre que nos permita aglutinar a mucha gente, y, oye, esa gente puede llevarse mal, pero es que esto no es una cuestión personal, es una cuestión política".

Asegura que él trabajará para generar las condiciones que hagan esta unidad posible, aunque "lógicamente si algunas de estas personas prefiere caminar en solitario, hay que respetarlo" aunque ello implique tropiezos con la ley electoral.

Reconoce además que tiene diferencias con Podemos, pero que el espacio de unidad que ambos partidos han construido se tiene que "preservar, consolidar y ampliar".

Garzón asegura que las posiciones divergentes durante la negociación de gobierno con el PSOE "no es obstáculo para seguir trabajando de forma conjunta en estas elecciones y más allá".

De hecho, Alberto Garzón considera que hay que estrechar aún más la alianza con Podemos. "Unirse no significa homogeneizarse, sino establecer elementos comunes que podamos compartir... Queremos coordinarnos mejor, sincronizarnos mejor, trabajar juntos mejor, pero queremos desde luego seguir teniendo la autonomía que nos corresponde como organizaciones aparte", señala.

Porque, en su opinión, "la gente penaliza mucho la fragmentación de la izquierda y lo estamos viendo en estos tiempos".

Alberto Garzón avisa de que el escenario actual es "muy volátil" y de que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha jugado con fuego al convocar elecciones.

A su juicio, Unidas Podemos sale a esta segunda campaña electoral en unas condiciones parecidas a las del 28 de abril porque es en su opinión "la única fuerza que no ha cambiado de posición" mientras el resto de partidos ha cambiado sus alianzas.

"El PSOE es un partido que ha incumplido sus promesas, que ha incumplido la esperanza y la expectativa que tenía depositada mucha gente sobre la necesidad de un acuerdo entre UP y PSOE, pero, tarde o temprano, nos tenemos que poner de acuerdo", reseña.

El líder de IU considera "normal" que la ciudadanía tenga "un enorme grado de frustración e incluso hastío" hacia los políticos y admite que todos son "parcialmente responsables" de no legislar, hacer nuevas leyes y resolver sus problemas. "También nosotros nos vemos afectados por este hastío generalizado", dice.

Pero Alberto Garzón reivindica que desde IU lo que quieren es hablar del programa. "Por ejemplo, qué vamos a hacer con el empleo, cómo vamos a subir los salarios, cómo vamos a combatir una nueva crisis económica que está ahí a la vuelta de la esquina".

Preguntado sobre si seguirán exigiendo entrar en el Gobierno en el caso de que el resultado electoral sea similar, responde que se trata de una propuesta "razonable" y que el "problema central" por el que no fue posible alcanzar un pacto con el PSOE fue que no querían un acuerdo, sino el apoyo gratuito de Unidas Podemos.

Lourdes Velasco