EFEMadrid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho en el Congreso que no tiene "ninguna voluntad de dimitir" tal como le ha pedido el diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro, quien le ha acusado de haber culpado a su partido de la agresión homófoba de Madrid que resultó ser una falsa denuncia.

"La falsa agresión homófoba de Malasaña ha vuelto a demostrar su vileza, empezó culpando a Vox y cuando la Policía descubrió la verdad culpó a la Policía por no haberle informado antes", le ha señalado Gil Lázaro a Grande-Marlaska antes de pedirle que dimitiera en la sesión del control al Gobierno de este miércoles del Congreso de los Diputados.