EFEMadrid

El vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha destacado este jueves que la reunión de la mesa de diálogo de ayer entre el Gobierno y la Generalitat demuestra que ambas partes ponen "la voluntad necesaria" para encauzar por "vías sensatas" el conflicto de Cataluña.

Iglesias ha acudido al Congreso para seguir el debate de los objetivos de estabilidad presupuestaria y la senda de déficit público en las administraciones a pesar de que aún se encuentra convaleciente de la amigdalitis que ayer le obligó a guardar reposo en su domicilio.

El vicepresidente pidió a la Mesa del Congreso votar telemáticamente y la Mesa lo autorizó, pero Iglesias ha preferido desplazarse a la Cámara.

Lo que se votará este jueves es esencial para la redacción del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, ya que el límite de gasto no financiero y los objetivos de estabilidad presupuestaria trazan los contornos de las futuras cuentas públicas.

Ha destacado Iglesias su confianza en que salgan adelante esas votaciones y el proyecto presupuestario arranque.

Sobre la reunión de ayer de la mesa de diálogo del Ejecutivo con la Generalitat, el vicepresidente segundo ha abogado por "seguir trabajando". La mesa se reunirá una vez al mes.

Ha añadido que empieza "un proceso largo y enormemente complejo" durante el que "habrá diferencias".

Sin embargo, "tanto el Gobierno como la Generalitat están mostrando la voluntad necesaria para encauzar por vías sensatas un conflicto que ha hecho mucho daño a nuestro país y a Cataluña", ha subrayado.

Iglesias ha hecho un apunte irónico sobre su ausencia como partícipe de la delegación del Ejecutivo en esa Mesa, consecuencia de su enfermedad. Le han preguntado si le dolió no acudir a la cita de la Moncloa: "Imagínese", ha dicho.