EFEMadrid

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha dicho este viernes, en alusión al lema de la presidenta y candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, que “libertad no es tomarse una caña”, sino “que no se permita a los fascistas defender ideas que no son compatibles con la democracia”, y ha asegurado que en las elecciones del 4 de mayo hay que “defender la democracia”.

Además, ha puesto en valor los derechos más básicos, como sanidad o vivienda, “que los fascistas y quienes quieren gobernar con ellos nos quieren quitar”.

Así se ha manifestado Iglesias en un acto en una repleta plaza Mayor de Villaverde, donde el público lo ha recibido con aplausos y cánticos como ‘Pablo, amigo, el pueblo está contigo’, ‘Fuera fascistas de nuestros barrios’ o ‘Madrid será la tumba del fascismo’.

En el acto se han repetido los gestos y palabras emotivas hacia Iglesias, después de que decidiera abandonar el debate de la Cadena SER cuando la candidata de Vox, Rocío Monasterio, puso en duda la veracidad de la cartas amenazantes que ha recibido el candidato de Unidas Podemos.

Sin embargo, Iglesias ha rehusado referirse directamente a este hecho y ha optado por llamar a una libertad y una democracia que “se tiene que defender” en estas elecciones.

Iglesias ha negado que él “sea valiente”, y ha asegurado que “lo único que ha hecho hoy es cumplir con su deber como representante político”, al decir que “no es aceptable banalizar unas amenazas” o “copiar ideas de la Alemania nazi”.

A su juicio, “valientes son otros” que “no salen en la televisión” y que “defienden la democracia”, como quienes se levantan contra el racismo, quienes forman parte de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), los abogados “decentes” que defienden “a los más débiles” o quienes “ponen el cuerpo para evitar desahucios”.

“Lo de hoy es solo algo que había que hacer”, ha insistido Iglesias.

Uno de los que le han arropado en este encuentro ha sido el diputado de Unidas Podemos en el Congreso Roberto Uriarte, quien ha lanzado un mensaje a quienes amenazan a Iglesias y a otros cargos: “Si creen que van a pararlos con dos balas, que preparen 26 millones, porque todos somos Pablo Iglesias” y “no va a ser fácil”.

También ha tomado la palabra la diputada Carolina Alonso, quien ha dado las gracias al líder del partido morado por “poner un poquito de orden hoy, porque parecía que ya se nos había olvidado lo que es el fascismo”, y quien ha acusado a la derecha de querer conformar un “gobierno Frankenstein”.

Por su parte, la ‘número dos’ de Unidas Podemos, Isa Serra, ha tildado de “bochornoso” lo vivido esta mañana, porque Monasterio “no solo no ha condenado la violencia, sino que ha ido a generar más violencia, a jactarse”.