EFEBarcelona

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha alertado de que "Cataluña saldrá perdiendo" con una eventual investidura del republicano Pere Aragonès porque será un "president vicario al dictado de un inexistente y ficticio Consejo para la República", rehén del expresident Carles Puigdemont.

Durante su intervención en la segunda vuelta del debate de investidura del candidato de ERC, el exministro socialista ha reprochado a Aragonès que insista en negociar con Junts para repetir una coalición que ya "fracasó" en la anterior legislatura, y también que se aborde el rol de Puigdemont y el "procés" en unas negociaciones que deberían servir para formar un gobierno autonómico.

En este sentido, le ha advertido: "Sea usted investido presidente o no, Cataluña sale perdiendo. Si es elegido, porque lo será como presidente vicario al dictado de un inexistente y ficticio Consejo para la República. Si no lo es, porque habrá sido víctima de una innecesaria humillación y Cataluña continuará sin el gobierno sólido y estable que necesita".

"¿Qué más tiene que pasar, señor candidato, para que el Govern deje de ser el escenario de sus humillaciones y comience a ser útil para los catalanas y las catalanas? ¿Qué más tiene que pasar para que usted deje de ser rehén de los antisistema, por un lado, y de Waterloo, por otro?", ha exclamado Illa, que ha ratificado su "no" a Aragonès.

Y ha agregado: "La presidencia de la Generalitat es una institución del país, al servicio de toda la ciudadanía, y que no puede ser secuestrada por ningún organismo paralelo. No lo olvide, por favor".

Precisamente, durante su intervención de hoy, Aragonès ha querido lanzar una advertencia a JxCat y a Puigdemont, al subrayar que, si logra ser investido, piensa gobernar "sin substituciones ni tutelas".

Esta afirmación, sin embargo, no ha convencido a Illa, que durante su discurso ha reclamado a ERC que explore alternativas para "pasar página" del procés, construido en base a una "mentira", y a abrir una nueva etapa en Cataluña centrada en la lucha contra la covid, la reactivación económica y la reconstrucción social "para no dejar a nadie atrás".

Con todo, Illa ha pedido a ERC que no aboque a Cataluña "a un nuevo horizonte electoral" y que se ponga a trabajar pensando "en todos los catalanes"; en caso contrario, le ha invitado a "dar un paso al lado".