EFEMadrid

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dicho este jueves, a raíz de la conversación que en mayo de 2017 mantuvo el excomisario José Manuel Villarejo con la entonces secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, en la que aseguraba tener "un tema de la hostia contra Podemos", que el Partido Popular "daña la democracia".

"El PP es el partido de la corrupción y la mentira. Cuando accede al poder no se dedica a gobernar, sino a urdir tramas mafiosas para perseguir a quienes consideran sus adversarios políticos, y dañan la democracia", ha manifestado a preguntas de los periodistas antes de clausurar las jornadas "Las personas LGTBI en la negociación colectiva y el diálogo social", organizadas por el sindicato UGT.

Según publica este jueves el diario El País, en esa conversación Villarejo hablaba con Cospedal del denominado informe PISA (Pablo Iglesias S.A.), un documento fabricado en 2016 por la llamada "policía patriótica" y filtrado a la prensa para divulgar la idea de que el dirigente de Podemos había recibido dinero ilegal de la dictadura iraní y que reconoció que era falso.

Ante ello, Montero ha apostado por la política del gobierno de coalición, que se dedica a "mejorar la vida de la gente, garantizar y ampliar derechos y cuidar la democracia que tanto dañan" los populares.

En cuanto a la comisión de seguimiento del pacto de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos solicitada el pasado martes por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, para debatir las diferencias entre los socios acerca de la inversión en Defensa, Montero ha insistido en que se va a celebrar, aunque no ha especificado cuándo.

"La prioridad es seguir ampliando derechos y proteger el poder adquisitivo de las familias y los trabajadores", ha expuesto la titular de Igualdad, que ha subrayado que esas serán unas de las prioridades en la negociación de los próximos presupuestos generales del Estado.

Ha abogado porque esas cuentas lleven a cabo una "reorientación social y feminista", así como un "blindaje" de la capacidad adquisitiva de las familias y los trabajadores.

"La prioridad en este momento es aumentar el gasto social, proteger los servicios públicos, de dependencia y de conciliación. Y así salir de este crisis reduciendo las desigualdades", ha añadido.

También ha asegurado que el Gobierno va a hacer frente a los "buitres financieros, especuladores y grandes empresas que están aumentando sus beneficios mientras las familias pasan momentos difíciles".

Por otra parte, la ministra de Igualdad también se ha referido a la presentación de la propuesta electoral "Sumar" de Yolanda Díaz, a la que ha confirmado que no asistirá, pues así se lo ha pedido la vicepresidenta segunda.

"Lo vamos a respetar. Es su proyecto y es ella quien debe hablar y tomar decisiones", ha puntualizado.

Durante su intervención en la jornada de UGT, la ministra ha reconocido que "ha costado mucho" encontrar un consenso para sacar adelante la futura ley trans, que ha calificado como "buena" norma, si bien ha señalado que quiere que el texto vaya más allá, y ha confiado en que así sea durante la tramitación parlamentaria.