EFEMadrid

La corriente interna del PSOE Izquierda Socialista ha instado al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, a rectificar sus "graves" declaraciones en las que comparó a Carles Puigdemont con los exiliados de la dictadura franquista.

Izquierda Socialista ha lamentado en un comunicado esa comparación que hizo Iglesias entre la situación del expresidente de la Generalitat y la de los republicanos víctimas de Francisco Franco y ha mostrado su perplejidad ante las mismas.

"Estas declaraciones revelan que el señor Iglesias desconoce la diferencia entre una democracia consolidada, por muy defectuosa que la considere, y una dictadura fascista, o no ha comprendido el gravísimo alcance de sus expresiones", subraya el texto.

En ambos casos recalca Izquierda Socialista que le parece muy grave esa manifestación viniendo de un dirigente político de izquierdas y, sobre todo, del vicepresidente segundo de un gobierno democrático, socialista y progresista presidido por Pedro Sánchez.

Añade que esas declaraciones han causado un tremendo malestar en miles de personas, tanto en las que han sufrido extrañamiento de su patria como consecuencia de la dictadura franquista, como en la militancia socialista y en el conjunto de la ciudadanía progresista que ha luchado por la libertad y la democracia.

Por ello, considera obligada una rectificación personal de esas expresiones que asegura que resultan muy dañinas para un Estado de derecho de cuyo Gobierno participa el propio Iglesias.

"No se puede equiparar en ningún caso a quienes sufrieron exilio o represalias por una dictadura y quien ha huido de la justicia democrática de un Estado de derecho no por defender sus ideas, sino por no asumir la responsabilidad de su participación activa en unos hechos presuntamente ilegales, independientemente de que se le pueda considerar culpable o inocente", añade Izquierda Socialista.

En esa línea, explica que Puigdemont ha tenido y sigue teniendo la oportunidad de un juicio justo en el marco legal de la justicia española y europea.

"Los exiliados del franquismo -precisa- no tuvieron ninguna oportunidad, solo el exilio o la cárcel y la muerte y nuestro más profundo respeto y consideración".