EFEBarcelona

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha alertado este sábado al Gobierno que todavía "queda mucho camino" para que su formación ofrezca su apoyo a los presupuestos generales del Estado y ha subrayado que no sería la primera vez que se vieran obligados "a tumbar unos presupuestos".

"Nosotros -ha indicado- no aprobamos, no damos apoyo a los presupuestos de ninguna formación concreta, de ningún gobierno concreto; damos apoyo a los que son buenos para la sociedad y es evidente que a estas horas queda mucho camino por recorrer para hacer posible nuestro apoyo, mucho".

A su juicio, los presupuestos se aprueban para que se puedan cumplir, "de nada sirven las promesas y las declaraciones de inversiones que nunca llegan".

En su alocución en el inicio de la reunión del Consell Nacional de su partido, el líder republicano también ha aludido al Tribunal de Cuentas y ha destacado que ERC "no piensa dejar a ninguno de los nuestros solos por el camino, estaremos a su lado siempre, todo el mundo debería ser consciente y debería estar preparado".

ERC ha aportado unos dos millones de euros de los 5,4 que exige el Tribunal de Cuentas a casi una treintena de exaltos cargos del Govern por la promoción exterior del "procés", lo que este viernes provocó que JxCat saliera al paso sobre este hecho y afirmara que los republicanos lo que han presentado son "avales para salvaguardar la responsabilidad solidaria que recae sobre el conseller Raül Romeva y no ha presentado ningún otro aval individualizado".

Durante su comparecencia, Junqueras, que no se ha olvidado de "todos los compañeros que continúan en el exilio", ha cargado contra el Tribunal de Cuentas, que ha calificado de "órgano puramente político, escogido políticamente y que cumple una misión política por encargo de los partidos que han nombrado a sus miembros" y que, ha insistido, intenta embargar las casas en las que viven sus hijos.

Ante un "acto de represión", todos los independentistas, "sin excepción, estamos llamados a poner toda nuestra solidaridad y esto hemos hecho, una vez más", ha asegurado.

"No queremos ni podemos permitirnos el lujo de dejarnos a ninguno de los nuestros por el camino -ha continuado-, estamos al lado de todos y cada uno de ellos, sin excepción y ponemos todas nuestras herramientas y recursos, y lo hemos hecho con modestia, pero también con orgullo".

El presidente de ERC ha sostenido: "Todo el mundo debería ser consciente de la magnitud de la represión a la que nos enfrentamos, a la amenaza que perciben, a la amenaza democrática que representamos".

Antes de concluir su discurso, ha recalcado que el compromiso del partido republicano con la independencia es "insobornable" y ha aseverado que "solo hay un camino para conseguirlo: ser cada vez más y cada vez más fuertes".

Para conseguirlo, "tenemos que demostrar cada día que cada una de nuestras decisiones, en cualquier ámbito, también en el presupuestario, son realmente útiles para los ciudadanos. Debemos ganarnos la confianza de toda la ciudadanía y ser cada vez más y más fuertes, demostrándoles que somos capaces de enfrentarnos a la represión con la que el Estado intenta parar el movimiento independentista", ha reclamado.

Sin embargo, ha asegurado, "no nos pararán" porque "con el mismo orgullo y la misma fuerza con la que nos hemos enfrentado a la cárcel y con el exilio forzoso trabajaremos cada día para hacer de Cataluña un país independiente", terminando su intervención con un "visca Catalunya lliure".