EFEMadrid

La Audiencia Nacional juzga hoy al marroquí Nabil Benkaddour, que se enfrenta a dos años de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo tras ser detenido el 19 de noviembre en San Pedro del Pinatar (Murcia) después de haber intentado llegar a Siria a través de Turquía para unirse a la Yihad.

Entre las imágenes de exaltación del terrorismo yihadista que el acusado llegó a publicar a través de las redes sociales, destaca una fotografía en la que aparece su hijo de apenas 3 años portando un fusil de juguete, junto a imágenes de varios líderes terroristas, con el mensaje: "Habéis elegido el camino de la Yihad y nosotros lo seguiremos".

La detención de Benkaddour se precipitó al tener conocimiento la Guardia Civil de que había intentado viajar a Siria a través de Turquía, para lo que adquirió un billete de ida para el 10 de enero de 2014 y reservó un hotel en Estambul para los días 10 y 12.

Sin embargo, no pudo realizar el viaje "al no permitir la compañía aérea el embarque, al exigirse por las autoridades turcas como medida preventiva para entrar en ese país el estar en posesión de billete de vuelta".

Los investigadores constataron entonces que desde julio de 2013 mantenía "una intensa actividad como usuario en foros yihadistas radicales que operan en Internet" y que son utilizados para difundir vídeos de acciones terroristas de las organizaciones de carácter yihadista y como plataforma para el adoctrinamiento y captación.

Además, se comprobó que administraba diferentes perfiles en Facebook y Twitter en los que publicaba imágenes, vídeos y comentarios "de contenido claramente laudatorio y propagandístico de las ideas y actividades violentas relacionadas con las organizaciones terroristas de carácter yihadista" y que incitaban a "la realización de actividades terroristas", hechos por los que se le juzga ahora.