EFEMadrid

La batalla por la independencia y la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) llega este martes al pleno del Congreso, donde el PSOE y Podemos, con la oposición frontal del PP, Vox y Ciudadanos, defenderán una reforma para impedir que realice en funciones nombramientos judiciales.

El órgano de gobierno de los jueces lleva ya más de dos años en funciones ante el, por ahora, imposible acuerdo entre el PSOE y el PP, y las dos fuerzas de la coalición de gobierno, que apostaron primero por rebajar las mayorías parlamentarias necesarias para elegir a los nuevos vocales, han decidido dar un paso intermedio y limitar las competencias del CGPJ mientras no se renueve.

Confían en contar con el apoyo de los grupos que respaldaron la investidura a una proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que busca fundamentalmente que el Consejo no pueda nombrar, estando en funciones como ahora, a nuevos magistrados del Supremo o cargos en la Audiencia Nacional, los tribunales superiores de justicia autonómicos y las audiencias provinciales.

Previsiblemente esta semana el pleno del CGPJ realizará nuevos nombramientos, como ha hecho siempre aún estando en funciones y como, recuerdan desde el PP, hizo también con el mandato caducado cuando el actual ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, era vocal de ese órgano.

PSOE y Podemos siguen guardando en la recámara la proposición de ley que registraron en octubre en el Congreso para sortear la negativa del PP a alcanzar un acuerdo, reduciendo la mayoría de tres quintos exigida para elegir a doce de los veinte vocales del Consejo en una segunda votación.

Esa reforma despertó las suspicacias de las instituciones europeas y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió dejarla congelada para intentar facilitar la negociación con el PP, pero el pacto, que en el Gobierno dan por cerrado, no ha visto todavía la luz.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, insistió ayer en dejar fuera de cualquier negociación a Podemos.

A su juicio, "no puede pintar nada" en dichas conversaciones porque no tiene la "fuerza parlamentaria" para hacerlo, un veto que no acepta la formación morada, pero tampoco el PSOE.

Vox y Ciudadanos también votarán hoy "no" a la propuesta del PSOE y de Unidas Podemos para limitar las funciones del CGPJ con el mandato caducado, un "nuevo asalto" a la independencia del Poder Judicial, según los primeros, y otra "contrarreforma ideológica", para los segundos.

Desde ERC asumen que la propuesta es un movimiento táctico para aumentar presión sobre el PP y lograr un acuerdo de renovación, pero no ven con malos ojos que se limiten las funciones de un órgano caducado, apuntan a Efe fuentes de esta formación.

Despejarán en el Congreso el sentido de su voto, como EH-Bildu, que adelanta que probablemente será en apoyo de la propuesta de las fuerzas de la coalición de gobierno.